Sergio Fajardo, un lobo con piel de oveja: Para empezar, Sergio Fajardo no es un representante de la “nueva clase