[horizontal_news]

Corte ordena garantizar derecho al agua en corregimiento de San Anterito, Córdoba.

La Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional ordenó a la Alcaldía de Montería que mientras se ejecuta un proyecto para la construcción de un acueducto en el corregimiento de San Anterito, cumpla con su obligación de proteger las garantías mínimas del derecho fundamental al agua a la comunidad. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

El alto tribunal defensor de la Carta Magna se pronunció ante la acción de tutela presentada por 12 madres comunitarias del corregimiento monteriano, que tienen a su cargo un total de 128 niños y que pedían por ello el suministro adecuado del recurso natural. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

El recurso de amparo fue presentado desde el 30 de noviembre de 2015 por parte de Lidia del Rosario Yánez González, líder de las madres, contra la Alcaldía Municipal de Montería, Proactiva-Aguas de Montería S.A. E.S.P., Gobernación de Córdoba y Aguas de Córdoba S.A. E.S.P. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

En el fallo, fechado el pasado 19 de abril, el magistrado ponente, Alejandro Linares, advierte a la Alcaldía que mientras se ejecuta el proyecto ‘Optimización del sistema de acueducto del corregimiento San Isidro y las veredas Galilea, Los Mocholos, Nuevo Paraíso, Gran Esfuerzo, El Congo, Nueva Ola, San Anterito y Salamina’, “deberá cumplir con su obligación constitucional y legal de asegurar a los niños a favor de quien se interpone la tutela del corregimiento de San Anterito las garantías mínimas del derecho fundamental al agua, asegurándose de no afectar nuevamente la disponibilidad y accesibilidad a este recurso”. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

Asimismo, la sentencia insta a la Defensoría del Pueblo para que supervise la satisfacción efectiva de las garantías mínimas del derecho fundamental al agua y a la Contraloría para que vigile la gestión fiscal en la ejecución del proyecto del acueducto. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

En la tutela, las madres comunitarias se quejaban de que las entidades demandadas “han desconocido los derechos fundamentales a la vida, a la dignidad humana, a la salud y al saneamiento ambiental de los niños agenciados, debido a la falta de construcción de un acueducto en el mencionado corregimiento”. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

En estos momentos, San Anterito no cuenta con servicio de acueducto y sus habitantes tradicionalmente se han procurado el abastecimiento de agua de dos represas públicas, pero, indican las accionantes en su demanda que, “debido al cambio climático y al aumento de la población del corregimiento, las represas actualmente se encuentran secas”. [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]

Tomado de El Heraldo – [su_spacer size=”30″] [/su_spacer]