[horizontal_news]

Municipios de Córdoba declarados en calamidad pública por vendavales y lluvias

Los recientes vendavales y las lluvias han dejado cerca de 100 mil personas sin vivienda, en 44 municipios de 7 departamentos del país que han debido declarar la calamidad pública ante la difícil situación humanitaria que deja el mal tiempo. Los casos más graves se presentan en Chocó, Antioquia, Córdoba y Putumayo.

En el municipio de Quibdó un vendaval afectó a 5 mil 200 familias en 58 barrios, a once instituciones educativas, a dos centros infantiles, a dos entidades de socorro y a tres edificios institucionales. En el municipio hay alerta naranja por la creciente súbita de los ríos Atrato y Tutunendo.

El secretario de Planeación, Julio Álvarez, explicó que en un 30 por ciento avanza la distribución de las ayudas enviadas desde Bogotá por el Gobierno Nacional y confía en que mejoren las condiciones climáticas para agilizar los procedimientos.

“Casi todo en lo que se comprometieron ha llegado y tenemos las bodegas muy llenas. Como ha llovido tanto, las entregas de las ayudas ha sido muy bajita. Está lloviendo mucho. A quien se le haya dañado su casa, con el techo completo, se le va a dar una ayuda adicional”, señaló el funcionario.

En el departamento del Putumayo, los alcaldes de doce de los trece municipios que lo conforman declararon la calamidad pública por los daños causados por la ola invernal de los últimos días.

De acuerdo con las autoridades locales, la calamidad se decretó en los municipios de Santiago, Colón, Sibundoy, San Francisco y Villagarzón, en razón a que se encuentran sin el servicio de agua potable, debido a que las inundaciones dañaron los acueductos locales. El líquido es suministrado a través de cuatro plantas de tratamiento y cuatro carro tanques, prestados por la Dirección Nacional de la Gestión del Riesgo.

En los otros municipios, Puerto Leguízamo, Puerto Guzmán, Puerto Caicedo, Puerto Asís, Valle del Guámez, Mocoa y Orito, se han presentado una serie de daños, entre ellos en vías terciarias.

Juan Carlos Cometa, jefe operativo de la Defensa Civil en el Putumayo, dijo que según el censo que reveló la Coordinación Departamental de la Gestión del Riesgo, hay ocho mil familias damnificadas por las inundaciones que se han presentado en esa región del país.

Por otro lado, en el departamento de Córdoba, un fuerte aguacero en la madrugada de hoy provocó crecientes que ocasionaron inundaciones en las veredas El Napal, La Trampa y El Mundo.

Las autoridades de los municipios de Honda y San Antonio, en el departamento de Tolima, también acudieron a este mecanismo para enfrentar las emergencias ocurridas por las intensas lluvias.

El desprendimiento de un alud de tierra afectó la margen derecha del río Gualí, generándole inestabilidad al puente Alfonso López y a varias edificaciones del centro histórico de Honda.

En el municipio de Piamonte (Cauca) la Oficina de Gestión del Riesgo departamental y la Alcaldía hicieron entrega de 56 toneladas de kits de mercado, láminas de zinc, colchonetas y cobijas a los damnificados por las lluvias que han dejado inundaciones extensas y la declaratoria de calamidad pública.

“Atender las líneas del Plan de Acción Específico con este Decreto de Calamidad es lo que se pretende cuando hay afectados varios sectores en la localidad de Piamonte, afortunadamente sin personas fallecidas o heridas, pero sí con 8 ríos que han desbordado sus cauces por la gran cantidad de lluvias inundando algunos sectores”, afirmó Luis Gabriel Chica, jefe de la Oficina del Riesgo.

También por el estado en la infraestructura de sus instituciones educativas, el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo en Santander, declaró calamidad pública en 30 municipios del departamento.

A partir de la próxima semana comenzarán las visitas técnicas para determinar la estimación de las obras que se realizarían, con el propósito de terminarlas antes de que comience el posible fenómeno de La Niña, pronosticado por el IDEAM para finales de 2016.

RCN Radio –