Antes de irse, Gobierno Santos le aseguró 6,3 billones de pesos a desmovilizados de las Farc para los próximos 8 años.

Con el fin de que la reincorporación de los ex integrantes de las Farc pactada en el acuerdo de paz se convierta en una verdadera política de Estado, el Gobierno aprobó un Conpes, documento que fija parámetros técnicos y presupuestales, del cumplimiento de esos compromisos institucionales durante los próximos ocho años.

De acuerdo con el plan marco de implementación de lo pactado en La Habana, estipulado entre el Gobierno y el ahora partido político Farc, el alcance de esta política va hasta el 2026 y desde este mes se encuentra en marcha.

Este Conpes, aprobado el 22 de junio pasado, contempla, de manera indicativa, el destino de 6,3 billones de pesos durante ese periodo provenientes de recursos de autoridades del orden nacional, “sin perjuicio de los recursos que puedan aportar el tercer sector, privados o cooperación internacional”, dice Alba García, asesora de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz que participó en la elaboración del documento.

Las entidades que tienen responsabilidad con la reincorporación, según este Conpes, tienen unas metas fijas, un cronograma de ejecución y deberán entregar cada seis meses “informes de avances sobre el estado de implementación de sus obligaciones al Departamento Nacional de Planeación”.

Además de ministerios y agencias del Gobierno, hay responsabilidades para el Sena, el Banco Agrario, entre otras entidades.

Al tratarse de un documento que fija unos lineamientos técnicos, agrega García, el gobierno entrante de Iván Duque, si bien podría expedir un nuevo Conpes, “está llamado a recogerlo”.

Compartir

Google+ Pinterest