Así podría ser el Galaxy Note 8, la bala contra el iPhone

El próximo modelo de dispositivo «phablet» de la firma surcoreana tendrá una doble cámara, lector de huellas en la parte trasera y un diseño de gran pantalla, según los primeros rumores.

Si el próximo modelo de iPhone, el de los diez años, está a la vuelta de la esquina, Samsung, rival por antonomasia en el mercado de la telefonía móvil, tiene preparada una sorpresa. Una apuesta, la del Note 8, que llegará antes, y que promete subirse al carro de esa nueva relación que propone dejar solo la pantalla en la parte frontal.

Pero los rumores que circulan por el mentidero de internet a base de filtraciones provenientes, en su mayoría, de los proveedores apuntan a otros detalles. El dispositivo cumpliría así su ciclo anual de renovación pero, en este caso, viene aparejado un mayor desafío, sacudirse las miserias del fracasado Note 7 que tuvo que cancelarse por problemas en sus baterías.

Precisamente, este será uno de los componentes que se mirará más con lupa, pero las primeras informaciones aseguran que la marca surcoreana ha puesto más énfasis en este aspecto para que todo salga a pedir de boca. Un nuevo fallo y, ahora sí que sí, podría dejar listo para sentencia esta gama en formato «phablet» cuyo empleo de un lápiz óptico y grandes dimensiones son sus principales señas de identidad.

El terminal tendrá, según los analistas, una pantalla de 6.3 pulgadas (aunque otras fuentes señalan que conservará las 5.7 pulgadas de sus predecesores) se sumará a las resoluciones 4K o Ultra Alta Definición, aunque este es, de nuevo, un aspecto controvertido puesto que existen voces críticas al respecto: tales resoluciones sobre paneles tan pequeños son casi imperceptibles al ojo humano.

De diseño continuista y haciendo un guiño al Galaxy S8, actual buque insignia de la firma surcoreana, al ofrecer bordes redondeados y escasos marcos. Esta idea forzará, según se cree, a llevar el lector de huellas dactilares en una maniobra que vuelve a mostrar otra tendencia actual, colocar el sensor biométrico en la parte de atrás.

Con doble cámara y pantalla ¿infinita?
Se sospecha que el Note 8, además, tendrá una configuración de doble cámara, siguiendo la estela del iPhone 7 Plus o el LG G6, y que sugiere una buena calidad de imagen con efectos de profundidad. De esta forma, Samsung entra en la carrera por este concepto de fotografía móvil que los analistas han valorado como el futuro de la imagen.

A nivel técnico, se espera que el Samsung Galaxy Note 8 ofrezca una serie de especificaciones acordes a los tiempos actuales. Incluso se habla de la posibilidad de integrar un nuevo y más potente procesador de Qualcomm, el Snapdragon 836, aunque con versiones alternativas con sus chips propios Exynos en algunas de las variantes.

Todo ello acompañado por 6 GB de memoria RAM. Eso es, al menos, lo que recogen las últimas filtraciones. En cuanto a su capacidad, todo apunta a 256 GB de memoria, una decisión que cobra sentido al tratarse de un terminal más enfocado al mundo profesional. De precio, mejor ni hablar, puesto que los primeros rumores señalan que superará los mil euros. Todo apunta a que se presentará a finales de agosto.

Tomado de ABC Tecnología –

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply