Comenzó la redención de Córdoba y la de Alejandro Lyons

Por: Toño Sánchez Jr.

Un poco arisco, tal vez por conocer demasiado a la gente de estas tierras, quiero inicial con la definición que dan de la palabra ‘Redención’: “Es un concepto cuya raíz etimológica se encuentra en redemptio, un vocablo de la lengua latina. Se trata de la acción y la consecuencia de redimir (salvar o rescatar a alguien, dar por terminado un castigo, liberar algo que estaba hipotecado o embargado). (https://definicion.de/redencion/).

Dio por fin el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus, una entrevista radial a un medio de Bogotá (La W). Solo puedo decir que me sorprendió la decencia, y porque no, hasta la deferencia, de Julio Sánchez Cristo y su séquito con su entrevistado. Esto debería ser siempre así, pero lo más seguro es que este trato tuvo que ser acordado de antemano con el abogado de Lyons.

Hago este comentario porque cuando yo entrevisté a Alejandro Lyons en EE.UU. me cuestionaron por ese respeto para con el entrevistado. Pero la andanada se vino por el título mi crónica, sobre nuestro primer encuentro en EE.UU., usé en ese momento la palabra redención para con el  exgobernador.

Y la entrevista del martes 9 de enero de 2018 fue un mea culpa y la búsqueda de la redención de Alejandro Lyons, y yo agregaría que la de Córdoba también. Pidió perdón y exhortó a todos los de su generación y personas que quieren incursionar en la política a no repetir su ejemplo.

Hay quienes todo lo quieren manejar con el odio. Si la persona está libre y delinquiendo, hablan. La capturan y comienza a delatar, y también les produce ira. El detenido o investigado negocia con la justicia, entonces quieren acabar con su odio a todo lo que los rodea.

La criminología ha llevado a que se creen figuras jurídicas para beneficiar a quienes ayuden a desvertebrar organizaciones delictivas que se convierten en un imposible para las autoridades desmantelarlas. En algunos países la llaman ‘Justicia Premiada’. Y en eso consisten los Principios de Oportunidad y los Preacuerdos y Acuerdos con la Fiscalía. Nadie hubiese sabido todo lo que se sabe hasta ahora sino fuese por las delaciones de Alejandro Lyons. Que estas figuras jurídicas molesten a algunos ciudadanos, ya eso es otra cosa, pero está comprobado que este tipo de proceder da resultados.

Pero los cordobeses, más que preocuparse por estas eficaces figuras jurídicas, lo que deben es celebrar que esto haya pasado y que caiga quien deba de caer en toda esta investigación, que con lo escuchado hoy va a enredarle la vida a mucha gente de la política en Córdoba. Como también a muchos ‘ciudadanos y ciudadanas de bien’ que tenían a la Gobernación de Córdoba como su caja mayor para enriquecerse corruptamente del Estado.

Esto no es para alegrarse ni para celebrar. Esto es para avergonzarnos y no permitir que se roben nuevamente a Córdoba.

Para mí la frase más certera de Alejandro Lyons, me la dio en una de las entrevistas que me dio en los EE.UU.: “Yo solo hice lo que todos los anteriores gobernadores venían haciendo”.

Cuando Jaime Torralvo Suárez se asaltó a Córdoba, con muchos de los que hoy están enredados con Lyons, nadie dijo nada ni nadie se escandalizó. Y quiero decirles que en esos siete meses nefastos de Torralvo, robaron más que en los cuatro años de Lyons. Solo miremos diciembre de ese 2007. Allí se firmaron casi todas las resoluciones para el robo de la educación, más conocido como ‘el carrusel de la educación’. La salud se la feriaron. La única diferencia es que no hubo muertos. Y como que cuadraron bien a la Contraloría para que no dijera nada de este monumental robo a Córdoba.

Recuerdo este episodio, para que no salgamos ahora a decir que aquí no pasaba nada. Si los medios de comunicación cuando Torralvo hubiesen sido responsables, otra Córdoba sería la de hoy. No estuviéramos ante este vergonzante escándalo de corrupción, igual que el de Torralvo.

Vislumbro detrás de todo este proceso una encarnizada guerra entre la familia Besaile y la familia Lyons. Anticipo que el resultado de esta contienda solo dejará perdedores y lágrimas, espero que no deje sangre.

Y den por hecho que Córdoba tampoco saldrá bien librada de este enfrentamiento. De ahora en adelante las lealtades tendrán que ser probadas.

Ya se está destapando toda la corrupción de Córdoba, solo falta conocer a todos los beneficiados de millonarias coimas y millonarios contratos. La pregunta es: ¿Qué Córdoba queremos construir de ahora en adelante?

Es hora de que aparezca la academia pública y privada, los gremios, la iglesia católica y protestante, la llamada sociedad civil, los empresarios, los viejos cordobeses que han dado ejemplo de ser honestos ciudadanos y los medios, para hacer debates y propuestas a los aspirantes al Congreso.

Hay que aprovechar estos oscuros momentos que hemos venido viviendo para prepararnos para el nuevo amanecer que se acerca. Tenemos la obligación de construir una mejor Córdoba para nuestros hijos y nietos, ya que no pudimos ayudar a construirla para nosotros mismos.

Yo lo que veo hoy es unos candidatos a Congreso haciendo campañas casi que clandestinas. Le rehúyen al debate y a las preguntas serias. Lo que se han puesto hacer es lo mismo de siempre, comprar a los periodistas que extorsionan para que no los ataquen o para que estos ataquen a los periodistas que los lleguen a cuestionar en su campaña a Senado o Cámara.

De mi parte yo celebro que Alejandro Lyons se haya atrevido a revelar todo este entramado de corrupción. Y también valoro que haya pedido perdón, no voy a entrar en la discusión que si lo hizo o no de corazón. Dios juzgará. Espero que siga colaborando con la justicia y ayudando a redimir a Córdoba.

Lo único que no me queda claro es que hay un aspecto que pareciera que quieren mantener oculto o no hablar de él. Y es el del billete que le dieron a Juan Manuel Santos para su última campaña. Donde hay testigos de la llegada de esas cajas. Yo infiero, puedo estar equivocado, que ese billete no era producto de un crédito en un banco o de la venta de una propiedad de los políticos de Córdoba, era billete sucio de corrupción. Esperemos conocer ese pedazo de verdad.

 @tonsanjr

Compartir

Google+ Pinterest