El carro de madera que no llegó a EEUU, es sensación en Montería

 
Por Eduardo Arturo García Martínez.
 
Centenares de monterianos han llegado desde la tarde de este sábado a conocer y a tomarse fotos en el carro de madera que un padre peruano – dominicano hizo para su hija quinceañera y cuyo sueño se varó en Montería en octubre pasado, tras una falla mecánica del peculiar vehículo.
 
Desde las 3:00 p. m., el automotor empezó a ser exhibido en el centro comercial Nuestro de Montería, tras una sugerencia que hizo el mismo fabricante, Bienvenido Ortega, quien prefirió que la historia de él con su hija no muriera archivando la obra de arte.
 
Se trata de una especie de automóvil, elaborado completamente en madera pero con motor real, en el que Bienvenido viajó por las carreteras de Colombia desde el 10 de octubre, tras partir desde Ipiales (Nariño) con rumbo al puerto de Turbo, para embarcar el regalo de su hija vía marítima a Estados Unidos, después de dos años de sacrificio en su taller de ebanistería en Perú.
 
La gerente del Nuestro, Mónica Lombana, decidió exhibir el ‘troncomovil’ a partir de una sugerencia que le hizo Moto Club Montería, que congrega a propietarios de motocicletas unidos para obras sociales y actividades de recreación. Esas mismas personas fueron quienes le dieron la mano en Montería a Bienvenido cuando se varó el sueño de llevarle el regalo a su pequeña.
 
“La gente se preguntaba dónde podía ver el carro, que realmente es una obra de arte, elaborada por un experto, y por eso quisimos encontrarle un sitio para que los monterianos lo conozcan y valoren lo que hizo el padre de esa quinceañera”, precisó Lombana.
 
Bienvenido Ortega partió desilusionado de Montería el pasado 22 de febrero, después de ‘perder la pelea’ contra la Dian, que no le renovó el permiso para rodar en su carro de madera hasta llegar al puerto de Turbo, donde quiso embarcarlo a Estados Unidos.
 
Después de sufrir la avería en Montería regresó a Perú a trabajar para conseguir el dinero que debía invertir en el arreglo del automotor producto de su intelecto, pero no fue posible ampliar el plazo hasta embarcar el regalo que su hija le pidió desde los siete años.
 
Luis González, miembro de Moto Club Montería Sobre Ruedas, dijo que no se descarta que se le ayude a Bienvenido a cumplir el sueño de entregarle el carro de madera a su hija.
 
“Eso sería lo ideal, que el carro llegue a Estados Unidos, aunque el mismo dijo que de no ser posible, entonces que el vehículo quede en exhibición en Montería para que algún día su hija pueda venir a conocerlo”, precisó González.
 
Por ahora el ‘troncomovil’ de Bienvenido es el centro de atracción en la capital cordobesa. Los usuarios del centro comercial donde está empiezan a hacer filas para hacer imágenes, tocarlo y hasta subirse frente al timón.

Compartir

Google+ Pinterest