En Indonesia los muertos ascienden ya a 2.010 y los desaparecidos son más de 671

Las tareas de recuperación se ven afectadas por la campaña de las elecciones presidenciales que se celebrarán en abril del año que viene.

El Gobierno de Indonesia ha ordenado este martes a los voluntarios extranjeros que colaboran en las tareas de recuperación de la región del norte de las Islas Célebes devastada por el terremoto del pasado día 28 que abandonen la zona en una polémica decisión que repite la misma actitud que adoptó Jakarta con motivo del movimiento telúrico que afectó a Lombok en agosto pasado.”Los ciudadanos extranjeros que están trabajando con ONG extranjeras no están autorizados para realizar ninguna actividad en los lugares afectados por los desastres.

Se aconseja a las ONG extranjeras que han desplegado a su personal extranjero que lo retire inmediatamente”, indicó la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB) en un comunicado que difundió a través de su cuenta de Twitter.

El mismo texto advertía de que los grupos de asistencia foráneos tampoco pueden acudir directamente a los lugares azotados por la tragedia y deben llevar a cabo “todas sus actividades en asociación con socios locales”, además de registrarse y recibir autorización por parte del Gobierno.Un miembro extranjero de una de las ONG que está intentando asistir a la población local que no quiso ser identificado explicó a EL MUNDO que esta determinación “está motivada por las próximas elecciones presidenciales. Joko Widodo (el actual mandatario) no quiere parecer débil. Es una actitud inaceptable porque ha costado vidas”.

Compartir

Google+ Pinterest