Ese sujeto Néstor Murcia es mentiroso, cínico y peligroso

Por: Toño Sánchez Jr.

Todo parece indicar que la estrategia de los cachacos que llegaron a dar el zarpazo a Comfacor, en nombre del Partido Liberal, la Mintrabajo y otros asociados de Comfasucre y Comfahuila, es: ‘Defiéndanse y digan lo que les venga en gana de Córdoba, que todo mundo les va a creer y nadie los va a desmentir’.

Pero mientras tenga vida y aliento no dejaré que esos doble moralistas del ‘interior’ vengan a humillar, mentir y despedazar a los cordobeses, todo con el ánimo de quedarse con el segmento de la salud que maneja Comfacor.

Que en Córdoba hay problemas de corrupción! Eso es innegable y clamamos para que le caigan a los que son, lo reitero, a los que son. Y también a los corruptores de Bogotá.

Hay que caerles duro a los verdaderos corruptos, pero con más contundencia a los buitres que se esconden en el largo gabán de lo que ellos llaman ‘honestidad’.

Pero entremos en materia, y como queremos separar el trigo de la paja, iniciemos con la cacería que ayer puso en marcha uno de los buitres que llegó a asaltarse a Comfacor, Néstor Murcia Bello.

No fue sino que el portal www.monteriradio38grados.com y yo denunciara como se robaron 860 pacientes con VIH y otras irregularidades de Comfacor para que Murcia convocara a una desesperada rueda de prensa, para aplicar allí la estrategia inicialmente planteada.

Pero a Murcia Bello se le ‘olvidaron’ varias cosas, que me gustaría que en la próxima rueda de prensa las contara:

1. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, cómo fue su paso por Emdisalud, entre 2012 y 2014, cuando hacía parte de una empresa llamada JAHV MC GREGOR y ejerció como Contralor Designado por la firma en mención en Emdisalud. Que coincidió con la nefasta administración, en períodos diferentes, de los interventores Dionisio Vargas y Eduardo Facciolince, quienes se asaltaron a esta empresa. Por ello están denunciados ante la Fiscalía y la Supersalud, pero como es común, nada pasa. Ni los paramilitares cuando se tomaron a Emdisalud le hicieron el daño que le hicieron Vargas & Facciolince.

2. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, si hizo una rueda de prensa para denunciar cómo se asaltaban a Emdisalud. O para presentar su informe de Auditoría de cómo dejó a Emdisalud.

3. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que él hacía parte del ‘equipo’, del ‘Dream Team’, de Eva Katherine Carrascal Cantillo, Superintendente Delegada para la Supervisión Institucional de la Supersalud, que montaba las Auditorías Forenses para ‘caerle’ a las EPS, Clínicas y ESE.

4. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que su socia y mentora, Eva Katherine Carrascal Cantillo, Superintendente Delegada para la Supervisión Institucional de la Supersalud, cayó en desgracia porque la Procuraduría la cogió en un ‘pisa y corre’, en el sentido de que le pedía dinero a las entidades que auditaba con su ‘Dream Team’. Por estas tierras dicen que cuando “la reina se roba las gallinas, los súbditos [podría ser subalternos] van por los huevos”.

5. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que la Supersubsidio lleva en Comfacor -entre vigilancia especial, auditorías e intervención- más de dos años. Y que hasta la fecha no hay un informe serio de todas las irregularidades que motivaron la intervención. Pero de manera irresponsable y vengativa dice que seguirán investigando. ¿Un año después de intervenida y no encuentran nada para informar o denunciar? Pero afirma que están buscando. Esto me suena a montaje.

6. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, en cuánto se ha elevado el déficit de Comfacor desde que está la vigilancia especial, la auditoría y la intervención. Esto es importante saberlo, ya que de hacerse disparado, fue entonces con la complicidad de la Supersubsidio.

7. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, ¿por qué casi un año después de intervenida Comfacor no ha pedido a la Supersalud la liquidación de esta EPS de la Caja? ¿Será que lo hará cuando se despache junto con los otros buitres los pacientes y las farmacias?

8. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, qué ha hecho para defender el lote de 4.7 hectáreas de Comfacor a un costado del Aeropuerto Los Garzones. Que él no fue el de la deuda, está claro, pero es que Murcia no llegó allí para ser como Poncio Pilatos, lavarse las manos, llegó allí para arreglar los problemas de la Caja.

9. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, cómo fue el negocio de los 860 pacientes con VIH que le entregó a una fundación recién creada para este objeto social en Bogotá. Ese es un negocio aproximado de 520 millones de pesos mensuales. ¿Ese acto ‘altruista’ fue gratis?

10. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, qué parentesco tiene con Luz Belinda Bernal Bello, la que aparece en la ‘Fundación Adriana Villalba’ que se quedó con el contrato de los 520 millones de pesos.

11. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que desde junio de 2017 se dedicó a perseguir a las empresas con programas de pacientes con VIH que tenían contrato con Comfacor. Las auditaba, no para mejorar o buscar una mejor atención para los pacientes, lo hacía con la proterva intención de calificarlos mal. Cosa que para finales de 2017, y cuando ya estuvieran listas las sedes que construían los que venían desde Bogotá a quedarse con el botín, podían aducir que habían sido mal calificadas, por lo cual no se les renovaba el contrato. Como así pasó exactamente. Hay autores en Derecho Penal que escriben de ‘empresa criminal’.

12. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que la población con VIH pudo crecer porque liquidaron a Caprecom, Solsalud y Manexca. Y la mayoría de pacientes con VIH migraron hacia Comfacor porque era la que mejor oferta ofrecía. En el Coliseo ‘Happy Lora’ hacían una especie de feria de la salud para que todos los pacientes se fueran para donde quisieran. Y sin prueba estadística alguna dejo claro que el Sida no ha crecido en Colombia ni en Córdoba.

13. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que la población que hay en Córdoba con Sida es de aproximadamente 2 mil 600 personas. Y cómo es posible que este miserable revictimice a todos estos pacientes, al sembrar malignamente, sin prueba alguna, que muchos de ellos son inventados. No creo que exista una persona que se preste para decir que tiene Sida.

14. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que de esos 2 mil 600 pacientes, aproximadamente, la mayoría han estado en Mutualser y Comfacor.

15. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que a los pacientes con VIH quien los presenta diagnosticados ES COMFACOR! Estos pacientes llegan a las empresas que los van a atender ya sabiendo que tienen VIH y fueron diagnosticados por su EPS, en este caso, Comfacor. Las empresas que manejan programas de pacientes con VIH no se la pasan en las esquinas consultando a las personas si tienen VIH.

16. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, cuántos pacientes falsos con VIH tiene o encontró en Comfacor en el año que casi lleva la intervención. Porque esto es fácil de encontrar. Esto demuestra la inmoralidad y mala sangre de esta gente, de venir a lanzar acusaciones falsas, para tapar el zarpazo que le están dando a Comfacor. Y en el hipotético caso de que haya pacientes falsos, dónde están las pruebas y la denuncia. Y si los hay, entonces es desde el interior de Comfacor que los están creando. ¿Y para qué es la intervención entonces? No es para vigilar y descubrir las irregularidades. ¿Qué hacen allí entonces?

17. Se le olvidó decir a Néstor Murcia Bello, que los pacientes con VIH no llegaron a estas empresas por lo que él llama “selección adversa”. Llegaron porque fue la Secretaría de Salud Municipal de Montería la que en su momento hizo, las que he llamado ‘ferias de la salud’ en el Coliseo ‘Happy’ Lora, para que los pacientes escogieran libremente.

18. Se le olvidó a Néstor Murcia Bello, que los pacientes que Comfacor manda con VIH, a las empresas con los programas para atenderlos, llegan diagnosticados por Comfacor con el examen Westerd Biot. ¿Entonces quién y dónde se falsifican estos exámenes en Córdoba? Sobre este interrogante nada dijo el buitre.

19. Se le olvidó a Néstor Murcia Bello, decir que los costos de los pacientes bajó porque las multinacionales perdieron la batalla contra los genéricos. Controversia que tuvo carácter universal. Pero que este buitre la omite para mostrar ante el país que la rebaja tuvo que ver por la llegada de ellos a Comfacor. Un par de ejemplo de esos medicamentos puede ser el Kaletra, de Laboratorios Abbott, en el año 2001 tenía un costo de $2’800.000oo Hoy el mismo Kaletra de Abbott cuesta $110.000oo Otro, Conbivir (Zidovudina + Lamivudina) costaba en un pasado $680.000oo Hoy vale $70.000oo. Sin mencionar los genéricos que vienen de la India a muy bajo costo. Esta fue una de las razones fundamentales para que bajaran los paquetes de los pacientes con VIH.

20. Se le olvidó a Néstor Murcia Bello, decir que la Fundación Oportunidad y Vida no recibe desde hace más de un año un nuevo paciente de Comfacor con VIH. Y que esta empresa fue una de las más apetecidas para cogérsela.

21. Se le olvidó a Néstor Murcia Bello, contar cómo se han robado los pacientes a diferentes IPS del Departamento, para entregarlos, como mercancía, a quien se lo ordenan de Bogotá. Al Camu de Lorica le quietaron todos los pacientes y la farmacia. Pero alguien con conexiones en Bogotá reclamó y a los pocos días devolvieron los pacientes, pero se quedaron con la farmacia. Ahora los pobres pacientes de la zona rural tienen que ir hasta Lorica por un Dolex. Y el de la farmacia, despachádose, gracias al buitre de Murcia.

22. Se le olvidó a Néstor Murcia Bello, mencionar las IPS de garaje a las que les ha entregado los pacientes de otras IPS que venían trabajando con Comfacor.

23. Y por último se le olvidó a Néstor Murcia Bello, decirnos en la casa o apartamento de cuál contratista fue donde dijo la frase que le atribuyen: “Yo vine fue a ganar billete! Y si liquidan esa vaina [Comfacor] que la liquiden”.

@Tonsanjr

Compartir

Compartir

Google+ Pinterest