Este año dignificaron a las bandas en el Festival Nacional del Porro.

Hace años no se veía un festival del porro tan organizado. Sí, todavía con algunas falencias, pero con una línea de trabajo que permitió dignificar a los hacedores de cultura y respetar a los asistentes.

La puntualidad en la terminación del concierto musical para darle paso a la alborada pelayera, fue destacado por los asistentes que observaron un imponente espectáculo que tuvo como epicentro el complejo cultural María Varilla.

No en vano el director de la banda Reina del Porro de Rabolargo Juan José Rodríguez, ganadora en categoría adultos del festival, exaltó la organización de la junta directiva y resaltó el decidido trabajo y empeño de la alcaldesa de San Pelayo María Alejandra Forero Pareja, por dignificar a estas organizaciones de músicos de viento.

Fueron en total 32 bandas, del caribe y del interior del país, las participantes de la versión 41 de Festival Nacional e Internacional del Porro de San Pelayo.

Lunares.

Aunque no hubo permisos para bailes con pick up, los batanes no pudieron ser controlados por la Alcaldía en la zona urbana del municipio donde los cantineros inundaron de champeta y alboroto los alrededores de la zona central donde se desarrollaron la mayoría de los eventos.

Otro de los hechos que se desesperaron a los asistentes y hasta la misma junta organizadora del festival fueron las intempestivas interrupciones del servicio de energía que obligaron a suspender momentáneamente los concursos y la pésima prestación del servicio de internet de los diferentes operadores de telefonía celular.

Compartir

Google+ Pinterest