Este Departamento SIEMPRE ha sido de los violentos

Por: Toño Sánchez Jr.

Así empezó todo en Córdoba a finales de los años 60. Comenzaron asesinando a los administradores de las fincas y nadie decía nada. Cuando pasó el tiempo, todo este Departamento era ‘cuota’ de la guerrilla. Después llegaron los narcotraficantes (que nunca se han ido) y luego los paramilitares. Ahora nos azota una tenebrosa alianza, peor que todos los anteriores, la conforman las llamadas bandas al margen de la ley, emisarios de los carteles mexicanos, combos, disidencias de las Farc y los que quieran agregarse. Unidos en una sola franquicia: NARCOTRÁFICO.

Ayer fue asesinado el mayordomo de la finca del Secretario del Interior de Córdoba, Juan José González Jiménez; y en otra propiedad rural unos hombres entraron y la asaltaron.

No se trata de diferenciar entre finqueros, la cuestión es que González Jiménez ejerce un cargo en donde preside, muchas veces, el Consejo de Seguridad del Departamento, allí tienen asiento muchas autoridades públicas. En esos consejos se toman duras medidas. Y no hay duda de que quien lo preside tiene que dar órdenes.

Que los comandantes de los grupos al margen de la ley tengan informantes dentro de estos consejos, no lo sé y no me consta. Pero la palabra imposible en Córdoba muchas veces no existe para nada torcido o retorcido.

Permítanme una anécdota. Hubo hace como hace 9 años un famoso Consejo de Seguridad en el Centro de Convenciones de Montería y vino el Comandante de la Policía. Hubo después una privada reunión en donde estuvo la Gobernadora Marta Sáenz Correa, el general de la Policía y tres personas más, entre ellos dos uniformados, el otro era el Alcalde de Buenavista. Este expuso la situación de inseguridad y de ‘gatilleo’ en su municipio. Le dijeron que no se preocupara, que “iban a tomar medidas”. Esa noche, de ese día, como a las 9 p.m. llegaron a su casa tres hombres. Uno de ellos, de la manera más cordial, le recomendó que se dejara de poner quejas a las autoridades y le relató apartes de lo que dijo. Cambio y Fuera.

Sigamos. El tema se caldea más cuando el perseguido Secretario del Interior afirmó ayer, que ha venido siendo extorsionado, pero que se ha negado a pagar, así lo afirmó al periodista Gustavo Santiago y a Montería Radio 38 Grados.

Ya la Gobernadora (e) de Córdoba, Sandra Devia, de manera valiente se había atrevido a decir en una entrevista todo lo que está pasando con el narcotráfico, la extorsión y las bandas en Córdoba.

Pero como este Departamento solo es noticia cuando esta sirve para estigmatizar, etiquetar o desprestigiar a los cordobeses, nadie dice ni publica nada de lo que acontece en acá.

Al punto que lo ocurrido en la finca del Secretario González Jiménez NO ha sido noticia destacada. Pero donde hubiesen encontrado algo raro en esta propiedad ya estuvieran pidiendo la extradición de este cordobés y su familia.

Yo quiero escribirle algo a los cordobeses que va a sonar terrible. De la suerte que corra Juan José González Jiménez dependerá la suerte de todos los ganaderos, hacendados y comerciantes de Córdoba. Y le pido a Dios que lo proteja y no le pase nada.

Esto me obliga a hacerle un llamado público al Dr. Pablo Emilio González Monguí, Director de la Unidad de Protección Nacional, a que proteja a este ciudadano.

Aquí no se necesita ser de Scotland Yard ni del FBI para intuir que lo que le está sucediendo a Juan José González vine por su cargo en la Gobernación de Córdoba, que se agrava con su negativa a dejarse extorsionar.

Ahora que no vayan a salir a decir que este joven anda ‘vainas raras’. Es una persona seria, proviene de una reputada familia trabajadora y honesta. De lo que se podría acusar a Juan José González sería de reírse mucho o de no dejarle propina a un mesero.

Yo sé que a las autoridades les emputa que se diga que Córdoba está tomada por las bandas al margen de la ley, pero es la verdad.

Lo que debería ser la redención de Córdoba, su Zona Costanera, es la mayor desgracia para este Departamento. Pareciera que fuera una maldición nuestros 127 kilómetros de costas frente el mar Caribe.

¡Yo no creo en la mala suerte! Pero ¡qué suerte! que nuestra tierra tenga un corredor que une al Bajo Cauca, Ituango y parte del Urabá hasta nuestra Zona Costanera. Y por allí se mueven anualmente miles de toneladas de cocaína.

Decían que los paramilitares eran los narcos por excelencia. Hace diez años están extraditados y presos, entonces ¿quiénes son los verdaderos narcos de este país?

Pero este tema no lo toca nadie en Bogotá. La misma ciudad donde se lavan los cientos de miles de millones de dólares producto de la cocaína.

Cordobeses, estamos solos. Ni Uribe ni Duque quieren de verdad a esta región. De pronto les gustan es solo las tierras de Córdoba, ¡¿y a quién no?! y les fascinan otras cosas del Sinú o San Jorge; pero sí de verdad quisieran a Córdoba, este Departamento no estaría entregado al crimen organizado.

Créanme, con todo el dolor por los familiares de ese mayordomo asesinado, a ese señor lo matan para que los demás vayan ‘afinando’.

Miren, hoy es más fácil entregarse a quienes extorsionan, y voy a explicarlo. Hace 20 años, los que hoy tienen 40, 50 o 60. Eran solteros, más valientes, pero hoy tienen esposas, hijos y hasta nietos. Saben que lo que han construido no lo podrán conseguir nuevamente. Ni se les ocurre dejar viuda a su esposa, para que los tipos después la dejen en la calle. ¿Entonces qué hacen? Pagan sin resistirse.

Y otra cosa, pero que fue una realidad macondiana, hace 20 años no pagaban extorsión porque estaba el ‘Mono’ Mancuso por ahí.

La situación de Córdoba es pavorosa, así moleste a generales, coroneles, mayores o cabos terceros. Y lo reitero, el problema no son las bandas al margen de la ley, es el NARCOTRÁFICO!!!

Aquí no es como cuando la guerrilla, que vamos a armarnos para combatirla o a pagarle a grupos para que la enfrenten. Aquí eso hoy jamás podría suceder, porque el negocio es por el narcotráfico y todos van por él. Al punto que acérrimos enemigos se terminan haciendo socios por el alcaloide.

Yo espero que la Gobernadora (e) Sandra Devia haya tomado las medidas para proteger a Juan José González Jiménez y a toda su familia.

Y a los cordobeses aprovecho para decirles que es un buen momento para expresar solidaridad y pensar como Departamento, aquí nadie está pidiendo a nadie que arriesgue la vida, pero sí que se exija respeto por la vida de todos. Además, que a todos los cordobeses no nos podrán asesinar. Y no creo que seamos tan cobardes de permitirlo.

Extiendo la responsabilidad por la protección de Juan José González al  Presidente Iván Duque y a todo su Gobierno. Están notificados.

A Juan José González le expreso mi solidaridad y respaldo.

… Y TEB… ¡Todo Está Bien!

Compartir

Compartir

Google+ Pinterest