La ‘asesora jurídica’ que tiene con un pie en la cárcel a varios alcaldes, Angélica Negrete.

Por: Toño Sánchez Jr.

No sé si sea una casualidad, pero muchos de los alcaldes que asesoró Angélica Negrete están presos o camino a la cárcel.

Esta es una abogada que llegó inicialmente a la Alcaldía de Montería en la administración de León Fidel Ojeda, por recomendación de un jefe de un medio de comunicación. Desde allí ha quedado enquistada como asesora jurídica en varias alcaldías del Departamento y hasta estuvo en la Gobernación de Córdoba. Lo que no se sabe, es si llegó hasta allí por sus méritos o por el temor de los alcaldes y gobernadores a quien la recomendaba.

Esta persona es la que viene diseñando un par de licitaciones ‘tipo sastre’; una en San Antero, y otra en Lorica.

Con respecto a la de San Antero escribí esto el pasado 25 de octubre:

“Es que en Córdoba vale todo? Se puede violar la ley de contratación y no pasa nada?”

“En septiembre de 2017 en el municipio de San Antero se abrió el proceso licitatorio de Menor Cuantía N° 011-2017, cuyo Objeto es “Servicio de Mantenimiento correctivo y Preventivo (Incluye Repuestos Originales) para los vehículos de la Policía Nacional, CTI y Armada Nacional, Guardacostas con Jurisdicción en el Municipio de San Antero, Córdoba”.

“Resulta que el día de la Audiencia de Cierre del Proceso y de Recepción de propuestas, como consta en acta de cierre, una empresa fue oferente única, ya que el otro oferente se presentó después del cierre”.

“De manera descarada, el área jurídica de la alcaldía de San Antero, “expidió la Resolución No 1279 / 2017 por medio de la cual REVOCA todo el proceso de selección sin argumento o motivación Jurídica de peso el acto de apertura del proceso, con la intención de volver a abrirlo y adjudicarlo a conveniencia”, como lo manifiesta en un escrito el proponente que cumplió con todo el cronograma”.

“Conclusión. Se podría inferir, a lo mejor estamos equivocados, que van a repetir todo para que se la gane el que va a dar ‘el cariñito’”.

Resulta que ahora van a montar la misma ‘sastrería’ en Lorica. La empresa Doriautos, interesada en la licitación, a sabiendas de todo esto, decide presentarse y manda ayer martes 7 de noviembre a su equipo de abogadas a documentarse sobre el proceso licitatorio en esta alcaldía. De un momento a otro llega Angélica Negrete y grita a todo pulmón que Jorge Doria me paga a mí para atacar sus licitaciones y da a entender que por tal razón no se la va a ganar.

Respétenme la expresión, pero yo estoy mamado, de que cada vez que planteo algo, salgan personajes como esta abogada a ladrar estas infamias. Yo entiendo claramente que de la abundancia del corazón habla la boca y que cada ladrón juzga por su condición, pero tengo que responder y defenderme.

Esta abogada Angélica Negrete se le ha olvidado aclararle o explicarle a los monterianos cómo de la noche a la mañana apareció un permiso para la construcción del edificio Montana Towers, cuando ella era asesora jurídica de la Alcaldía de Montería. Y el beneficiario fue su suegro. Esto es lo que se conoce como conflicto de intereses. Y de la Alcaldía salió a asesorarlos, pero en la sombra, por supuesto.

Lo que voy a escribir a continuación me resisto a creerlo, pero esto no lo gritan, como ladra ella en contra mía, esto lo dicen a sotto voce en todas las reuniones sociales de su estrato, que la licencia al edificio Montana Towers la pagaron con algunos apartamentos de allí mismo, que por supuesto estarán a nombre de interpuestas personas. Yo esto no lo creo, podría ser una gran infamia de la gente que lo comenta con propiedad. Pero con todo lo que se ha visto en corrupción en Córdoba en el último año, esto no sería nada.

Además que no es un secreto todo el entuerto que hubo en Planeación Municipal de Montería cuando usted estuvo como asesora jurídica del municipio. No se salga ahora por un costado, afirmando que no era su competencia, cuando en esa administración todo mundo sabía que usted era como una ‘coalcaldesa’. Nada se licitaba sin su consentimiento. Ni ningún permiso especial de construcción se daba sin su beneplácito.

En mi opinión, puede ser errada, pero la licencia de ese edificio Montana Tower fue producto de un oscuro tráfico de influencias y conflicto de intereses. Se lo reitero, puedo estar equivocado en mi inferencia, pero es una mera opinión.

Otra realidad fue que ese edificio acabó con la tranquilidad de algunas familias que se han visto afectadas con su construcción.

También me gustaría que aclarara todo lo que se dice de una ‘oficina alterna de contratación’ que tuvo la Alcaldía de Montería y que funcionó en la Cra 3 entre Calles 21 y 22.

Que aclarara algunos procesos licitatorios de la Alcaldía de Montería cuando fue asesora jurídica, como por ejemplo el de un puente peatonal en donde dieron anticipo y después asombrosamente se determinó que no podía construirse.

Y por supuesto aclarar toda la contratación en todos los municipios que ha asesorado en los últimos 8 años. Porque no es una casualidad que todos estén o presos o con un pie en la cárcel o investigados.

En fin, el debate queda abierto. Y vamos a ver cómo va tejer o confeccionar las licitaciones, ‘tipo sastre’, en las que viene trabajando con su maquinita Singer.

@Tonsanjr  

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply