La isla donde ha vivido la apenísta Sofía Gómez será el primer país en prohibir el plástico

El Gobierno de Dominica busca prohibir para enero de 2019 la entrada de contenedores con recipientes de plástico de un solo uso para alimentos. Quiere convertirse en una nación resiliente al clima.

Hace unas décadas muy pocos colombianos sabían dónde quedaba ubicada Dominica. Pero esta isla del Caribe, al norte de Martinica y al sureste de Puerto Rico, empezó a ser más familiar hace unos años por dos motivos: el primero es porque la apenísta Sofía Gómez ha vivido y entrenado en ese lugar. “La isla perfecta”, la llamó luego de romper el récord mundial en su categoría en 2017. El segundo tiene un tinte trágico: fue uno de los puntos más afectados por el huracán María en 2017. El 80% del territorio quedó afectado. (Lea Las razones detrás de los fuertes vientos que hubo en Bogotá)

Esta semana el nombre de Dominica le volvió a dar la vuelta al mundo. El Gobierno detalló un anuncio que venían planeando desde hacía meses: su plan para que esta isla se convierta en la primera nación en prohibir el plástico. (Lea Más de 5 mil kilos de basura dejan de contaminar a Colombia)

La idea es que para enero de 2019 no entren más contenedores con plástico y poliestireno de un solo uso para alimentación. Así evitarán que esos tipos de empaques lleguen a las tiendas y a los restaurantes.

“Dominica se enorgullece de ser la ‘Isla de la Naturaleza’. Debemos, en todos los sentidos, reflejar esa designación. El problema del manejo de los desechos sólidos afecta esa percepción y seguimos luchando contra ello”, le dijo a National Geographic el primer ministro, Roosevelt Skerrit.

En el fondo las autoridades de este país buscan proteger su industria turística y convertirse en una nación resiliente al clima.

En palabras de Skerrit, citado por National Geogrpahic, “tenemos una oportunidad única de ser un ejemplo para el mundo; un ejemplo de cómo una nación entera se recupera del desastre y cómo puede ser resiliente al clima en el futuro”.

Y aunque las aguas de Dominica suelen mantenerse limpias, como le dijo el explorador Shane Gero a Nat Geo, con frecuencia se ve plástico flotando. Se trata de un problema que, si no se controla pronto, podría afectar a las especies marinas de este territorio. Los cachalotes, un tipo de ballena, serían unos de los más perjudicados.

EL ESPECTADOR

Compartir

Compartir

Google+ Pinterest