La planta eléctrica que funcionará con desechos vegetales

La compañía Ence Energía construirá en El Ejido, Almería, una planta para generar energía eléctrica a partir de los restos vegetales que se originan en los cultivos de los invernaderos.

La planta tendrá una caldera de biomasa y una turbina de vapor que generarán una potencia de 49,9 megavatios de electricidad. La biomasa originada en los invernaderos será entregada a la planta ya limpia y preparada para ser almacenada en silos. La energía que se utilizará para el funcionamiento de esta planta será el gas natural, mientras que el agua se tomará de la Comunidad de Regantes Tierras de Almería.

Algunos estudios recientes han demostrado que los invernaderos generan más de 200 millones de restos vegetales al finalizar los cultivos, lo cual representa casi el 50% del total de toda Andalucía.

Actualmente, el proyecto está a la espera de la autorización ambiental integrada (AAI), la cual será entregada después de que la Delegación Territorial de Medio Ambiente finalice el estudio de impacto ambiental que se encuentra en fase de exposición pública.

La planta eléctrica estará ubicada en El Ejido porque esta localidad de la provincia de Almería combina varios beneficios de carácter energético, económico y ambiental. El proyecto está en sintonía con las políticas energéticas de la Comunidad de Andalucía, que establecen prioridad para los recursos autóctonos y sostenibles. Además, los sectores de energías renovables están considerados como los motores de la economía.

La inversión para la construcción de esta planta eléctrica alcanza los 40 millones de euros. Se estima que una vez terminada estará en funcionamiento las 24 horas del día, durante once meses continuos. Después, se requiere un lapso de 30 días para realizar trabajos de mantenimiento.

Se calcula que, una vez puesta en marcha la planta, generará 25 puestos de trabajo directos.

Compartir

Google+ Pinterest