La plenaria del Senado atajó un artículo con el que MinEducación pretendía convertir en heredables las deudas contraídas con ICETEX.

La norma que ya iba para para sanción presidencial fue modificada a tiempo por los senadores.

Con la muerte del deudor muere la deuda y los hijos no tendrán que pagarla como normalmente ocurre.

Se trata del proyecto de ley 174 de 2017, el cual es impulsado por el Ministerio de Educación para crear el “Sistema de Financiación Contingente al Ingreso (FCI); el Servicio de Apoyo y Permanencia de Beneficiarios Activos en Educación Superior (SABES); el Fondo del Servicio Integral de Educación Superior(FOSIES) y la contribución SABES”.

La intención de este proyecto, entre otros aspectos, era aplicar la nueva normativa a todos los estudiantes de las instituciones del país sin importar si son privadas o públicas, y pretendería transformar los créditos educativos al punto de convertir la deuda de bancaria a tributaria, lo que llevaría a que los herederos iban a responder por la obligaciones económicas en caso de muerte o no pago de quien adquiere dicha deuda.

Con la modificación del proyecto de ley que pasó a sanción presidencial, la iniciativa establece que a los usuarios de estos préstamos no se les podrá cobrar hasta tanto demuestren ingresos producto de su profesión.

El senador Ángel Custodio Cabrera, ponente del proyecto, explicó que se le hará un completo revolcón a los créditos que con esta ley cambiarán de nombre y se denominarán ayudas educativas reembolsables.

“El estudiante devuelve la plata cuando tenga un empleo, cuando tenga un ingreso y se prevé la posibilidad de que esté trabajando en Colombia o en el exterior”, señaló.

Y explicó: “La devolución funciona cuando yo tengo un ingreso y el empleador tendrá la obligatoriedad de descontarle en la misma planilla PILA con la seguridad social. Entonces, el empleador es el responsable del cobro y el estudiante paga dependiendo de si tiene o no tiene un ingreso”.

El presidente del Icetex, Alejandro Vanegas, aseguró que este proyecto establece que la cuota para reembolsar la ayuda educativa será proporcional al salario.

“Si tengo un salario mínimo será un aporte menor del 6%. Yo creo que eso muestra la realidad de los jóvenes colombianos”, indicó.

La ley también establece que las personas que no tengan cómo pagar no serán reportados a centrales de riesgo.

Daniel Torres, representante de los usuarios del Icetex, afirmó que “se entiende que un crédito de carácter social no debe castigar los hechos naturales de un futuro profesional”.

“Todos podríamos caer en un momento en desempleo y no por eso debemos ser castigados con altísimos intereses como hoy en día ocurre”, señaló.

La norma elimina los codeudores y el cobro de intereses cuando la deuda esté congelada por falta de ingresos.

El proyecto de ley pasará ahora a conciliación y, si es aprobado en esa etapa, estará listo para ir a sanción presidencial.

Compartir

Google+ Pinterest