Los movimientos previos del primer zarpazo para robarse a Comfacor

Por: Toño Sánchez Jr.

Con el peregrino argumento de que había que “salvar” a Comfacor la Supersubsidio intervino hace unos meses a esta Caja de Compensación Familiar de Córdoba. La hoy Ministra del Trabajo, que fungía para ese entonces como la jefa de la campaña punitiva, salió a todos los medios a decir que había todo tipo de “irregularidades”, pero jamás aportó prueba alguna. Todo indicaba que la estrategia era intervenir la Caja a como diera lugar para entregársela al Partido Liberal, como se puede inferir con todos los nombramientos y movimientos contractuales que se han empezado a ver.

El lunes 10 de julio de 2017 la funcionaria del área de Coordinación de Servicios de Comfacor, Arline Roda Garraut Lozano, mediante Oficio No 4612-0034 informa vía web la red contratada para atención de los afiliados de Comfacor. Listado que reposa en la Oficina de Contratación de Comfacor.

Antes de emitirse este listado varios gerentes de IPS y Clínicas de Montería fueron notificados de cómo sería las ‘nuevas reglas’ de ahora en adelante, ya que todo tenía que ser con el beneplácito de los nuevos jefes políticos de Comfacor. Les manifestaron que prueba de ello era el nombramiento de la subdirectora de servicios en Comfacor, María Paulina Lorduy Lema; y la voltereta de Emiro Márquez, incluido juramento de fidelidad, a su nuevo ‘patrón’ político.

Todo esto se vio reflejado con un inusitado movimiento en la Cámara de Comercio de Montería, en el sentido de que hubo muchas solicitudes de cambio de estatutos, representantes legales, gerentes y hasta nombres en IPS, Clínicas y demás negocios que están en el campo de la salud. Además, que 90 mil afiliados que tiene Comfacor, en el ítem de ‘Demanda Inducida’, que se conoce también como prevención, no es cualquier cosa en billete.

Nada de extraño tuviera la información vía web de Comfacor sino fuera por el siguiente detalle.

En el listado aparece como prestador de servicios de Comfacor la Fundación Integral para una Nueva Vida (Funivida) con el Contrato No. CA 002251, con fecha de inicio enero 1 de 2017 y fecha de terminación diciembre 31 de 2017. Cuyo largo objeto es la demanda inducida de promoción de la salud. Todos sus servicios los presta en los departamentos de Atlántico, Cesar, Córdoba, Magdalena y Sucre. Hay que precisar que Funivida presta su servicio en 22 municipios de Córdoba a los afiliados de Comfacor. Y que ha venido contratando con Comfacor desde el año 2008, tiene en su nómina a 190 trabajadores y 22 sedes en Córdoba. Y para bien o para mal, Supersalud la calificó con un 85% en su servicio. Alto porcentaje, para todo lo que se dice de la salud en Montería.

El valor mensual de este contrato es de $313’864.067oo El tiempo total de ejecución es de doce meses, que arroja un total de: $3.766.368.804oo

Pero en el listado en mención, cuyo Oficio es el No 4612-0034, hay otro contrato con el número No CA 29813 con el mismo objeto contractual del que ejecuta Funivida, pero este es con la IPS Portusalud & Prevención S.A.S., que posee el Código de Habilitación Provisional No 2300101964.

Este contrato tiene fecha de inicio julio 1 de 2017 y fecha de terminación diciembre 31 de 2017, esto es, seis meses. Pero aquí viene lo ‘maravilloso’. Su valor mensual es de $849’257.567oo Y solo se ejecuta en 17 municipios de Córdoba y en ningún otro Departamento.

El valor total por los seis meses es de $5.095.545.402oo Y por hacer menos, en menos meses y en un único Departamento.

Cinco mil millones de pesos que no le caerán nada mal a ningún político, tres meses antes de elecciones a Congreso.

Causa curiosidad este sorpresivo contrato, más cuando el discurso de la Subdirectora de Servicios de Comfacor, María Paulina Lorduy Lema; y del Supersubsidio, es gritar a los cuatro vientos que velarán por la “austeridad en Comfacor”.

Portusalud & Prevención SAS es una empresa que fue creada el 10 de agosto de 2015 en Valledupar y que fue inscrita en la Cámara de Comercio el 22 de agosto de 2016, bajo el Número 00039250 del Libro IX. Con NIT 900879843-1.

Con el Acta No 0000003, de la Asamblea Extraordinaria, celebrada el miércoles 18 de mayo de 2016 en Valledupar, se toma la trascendental decisión de cambiar su domicilio a Montería. Y no estaba mal hacerlo, todo el país sabía que esta es la mejor plaza para ‘operar’ en salud. Ya que acá vale todo! Máscara contra máscara! Pelo contra pelo! Sin límite de tiempo! Y sin responsables de nada, hagas lo que hagas.

El Objeto Social de Portusalud & Prevención SAS, es un extraordinario compendio de todo lo que puede hacer una empresa en el papel. Al punto que de ser cierto todo lo escrito en ese Objeto Social, uno no entiende cómo una persona puede enfermarse, primero en Valledupar, y ahora en Córdoba, cuando una empresa como estas está en el sector salud.

Portusalud & Prevención SAS no estaba habilitada en Córdoba para ciertos procedimientos en salud, pero de manera sorpresiva el jueves 13 de julio de 2017 aparece habilitada para 32 servicios. Esta habilitación corresponde hacerla a la Secretaría Departamental de Salud, que coincidencialmente está en manos de una cuota política del Partido Liberal.

La dirección en Montería de esta empresa que aparece registrada en Cámara de Comercio es Cra 13 Nro 24 – 51 Local 2. Pero al llegar allí, puede ser una coincidencia, también funciona otra IPS que se llama Cruz Roja. Existe la Resolución 2003 de 2014 del Ministerio de Salud por medio de la cual prohíbe que dos IPS presten el mismo servicio en la misma dirección o edificación, a menos que se cumplan determinados requisitos que aquí se destacan por su ausencia.

También llama poderosamente la atención la dirección electrónica de esta empresa y correo electrónico para notificaciones judiciales. Si bien es cierto que nada les prohíbe, ni es ilegal, usar cualquier nombre, lo cierto es que cuando se está al frente de una empresa que va a manejar un contrato por seis meses de más de ¡cinco mil millones de pesos! Se espera que tenga un respeto por lo que se llama Imagen Corporativa. Y que su correo electrónico y/o página web haga alusión a su imagen corporativa.

La dirección virtual de esta empresa, para negocios y notificaciones judiciales es: tibe1020@hotmail.com

Si después del ‘tibe’ siguiera una ‘t’ uno podría hasta confundirse y tener la percepción de que tiene que ver con aquel icónico lugar al noreste del Himalaya. Pero a esa dirección electrónica solo le hace falta el artículo ‘el’ para que sea como una especie de ‘chapa’, como las que se ponen los que les gusta tener dos identidades en el bajo mundo.

Yo supe de un ‘tibe’. Tiberio Cerpa, también conocido como alias ‘Julio Rincón’, jefe de las milicias bolivarianas de las Farc. Hoy está por el Alto Sinú.

Y ese número que sigue al ‘tibe’, el 1020, puede prestarse para perversas confusiones. Por eso en cuestiones de Imagen Corporativa, esto lo aprendí en el XI Congreso de Comunicación Política en Cartagena, no se pueden usar palabras que sirvan para que la competencia te fastidie. Como está esto de la salud en Córdoba, uno podría pensar, lo más probable que equivocadamente, que el 1020 es como un rango de porcentajes, como quien dice ‘el tibe se mueve entre el 10 y el 20%’. Pero estos son simples ejemplos para demostrar que hay que ser cuidadosos con la Imagen Corporativa, mucho más con un contrato de $5.095.545.402oo.

Otra ‘curiosidad’ es que esta empresa dice tener un ‘Capital Autorizado de $516’000.000oo, pero realmente su ‘Capital Pagado’ es de $4’300.000oo Pero muy a pesar de esto Comfacor está a las puertas de soltarle $5.095.545.402oo Como gerente y subgerente de esta empresa aparece Wilmer Mendoza Lozano y Tulia Inés Barrientos Espitia, respectivamente.

Lo importante ahora es que Comfacor salga y muestre las Actas en donde hizo el estudio técnico-financiero para escoger al operador IPS Portusalud & Prevención SAS. El estudio financiero y/o jurídico para contratar el monto de $5.095.545.402oo por seis meses. Mostrar el Acta en donde se escogió la propuesta de esta IPS Portasalud & Prevención SAS. Sería bueno que Comfacor salga a mostrar las actas en donde se estableció la idoneidad de la IPS en mención. También sería determinante poder establecer cuál fue el estudio jurídico, de méritos, experiencia, idoneidad y apoyo logístico que sirvió de soporte a Comfacor para contratar a la IPS Portusalud & Prevención SAS.

Llama la atención la manera grosera de cómo Comfacor, con la anuencia de la Supersubsidio y Supersalud se niegan a responder los Derechos de Petición que les interponen. Cuando una entidad actúa así es porque debe tener la certeza que el Poder Judicial, representado en un juez de tutela, les va a dar siempre la razón.

Para no alargar más el tema. El día de ayer el concejal de Montería Amaury Contreras trató de que se votara en el concejo una moción para realizar un debate sobre la salud en Montería, en donde asistiera tanto el Secretario de Salud Municipal como Departamental, pero fue derrotada su propuesta de manera unánime. La razón: Vino una orden desde arriba en dónde pidieron que no se hiciera ese debate. Que estaba prohibido cualquier debate a la salud.

Con esta decisión, no hay duda que la salud de los afiliados de Comfacor está siendo ‘negociada’ y manejada de manera clandestina.

Que esto quede como una simple constancia de que aquí la salud sigue siendo un negocio en donde no importa nada. Y que Comfacor es un botín político. Y para que después no digan que nadie dijo nada!

@tonsanjr

www.monteriaradio38grados.com

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply