María Cárdenas, hermana de Pedro Cárdenas uno de los muertes en el barrio Canta Claro.

En un episodio dramático, cargado de rabia, impotencia, indignación y dolor, una mujer gritaba pidiendo que el asesino de su hermano le respondiera una sola pregunta ¿por qué lo hiciste?.

María Cárdenas, estaba estratégicamente ubicada en la entrada de la sala de audiencia designada para imputarle y dictarle medida de aseguramiento al Policía, Wilmer José Palencia Díaz, señalado de ser el autor material del trile crimen ocurrido en la madrugada del domingo 16 de julio en el barrio Cantaclaro, y en el que murió Pedro Luis Cárdenas Yánez, su hermano.

Bastó que el sindicado desembocara por el pasillo cuando ella se abalanzó sobre él y expresara: “señor porque lo hizo, por qué lo hiciste perro mal parido, por qué lo hiciste”.

Su reclamo se fue apagando cuando el dolor le silenció sus cuerdas vocales, inundadas de indignación y con ganas de seguir insultando a quien disparó a la cabeza de su hermano, en un acto inexplicable de violencia y sevicia.

Además tampoco pudo decirle más nada, porque el policía, fue encerrado en la sala de audiencias y otros uniformados que escoltaban al detenido, evitaron que ella pudiera increparlo más cerca.

Sin guardar reposo, cargada de impotencia, María exclamó ante los medios de comunicación que se sentía indignada porque no le permitieron ingresar a la sala de audiencia.

“Estoy indignada, me negaron entrar a la audiencia, no me parece justo, si fuese el hijo del coronel, de la jueza, seguro lo dejan entrar”, dijo en medio del llanto, sin dejar de repetir, mi hermano está muerto por culpa de ese policía, cuando solo Dios es quien da y quita la vida.

Mientras el cuerpo de su hermano era velado en su residencia, ella desde el Palacio de Justicia, dijo “no puedo perdonarlo, nunca lo haría, y nunca lo haré”, refiriéndose al uniformado que mató a tres personas, incluyendo a su hermano.

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply