Más de 6 mil maestros en Colombia son víctimas de ‘matoneo’ por parte de estudiantes

El presidente de Fecode, Carlos Rivas, aseguró que actualmente en el país hay unos 6 mil 200 maestros que son víctimas de agresiones e intimidaciones por parte de sus propios estudiantes.

El vocero de los educadores advirtió que esta problemática ha venido en aumento, especialmente por parte de los estudiantes más jóvenes.

“Tenemos que registrar que son cerca de 6 mil los maestros que son víctimas de todo tipo de agresiones por parte de sus estudiantes. Los estudiantes los agreden, los amenazan e incluso con armas han atentado contra su vida” dijo Rivas.

Indicó que “la situación es cada vez más compleja y lo preocupante es que ha aumentado en los últimos meses porque los niveles de agresividad de los jóvenes cada vez son más grandes”.

En ese mismo sentido precisó que “debe haber un entendimiento y una serie de medidas que permitan que estos casos se puedan reducir. Los maestros están haciendo un mayor esfuerzo, pero es que en los salones de clase donde hay más de 20 estudiantes un docente sólo puede cuidar a los menores”.

Carmen Cecilia Ruiz, docente de un colegio público de Bogotá, aseguró que ha sido víctima en varias oportunidades de ‘matoneo’ por parte de sus estudiantes, que incluso ha terminado con amenazas en su contra.

“Los muchachos ahora no se aguantan que uno los eduque y no les permita que sean groseros y que tengan actitudes agresivas con sus compañeros y que usen palabras ofensivas con la comunidad”, señaló.

La docente precisó que “me han llegado amenazas a mi casa y uno a veces siente temor de que estas intimidaciones se concreten, Cada vez son más y más los casos que se presentan”.

Entre tanto, un docente de educación física quien prefirió omitir su nombre por razones de seguridad, manifestó que ha sido víctima frecuente de ‘matoneo’ y amenazas por parte de sus estudiantes en el colegio distrital en el que trabaja desde hace cinco años en el sur de Bogotá.

“No puede uno hacer una comparación con la forma en la que los menores tratan actualmente a sus profesores. Son niños que desde muy pequeños están acostumbrados a hacer lo que les da la gana y son muy agresivos y altaneros”, destacó.

Expresó que en varias oportunidades estas intimidaciones se han convertido en amenazas reales, ya que “me han sacado varias veces armas blancas para presionarme para mejorar sus notas o para que no informe sobre sus malas conductas”.

El gremio de docentes advirtió que estos casos podrían ser muchos más y agregó que hay una gran cantidad de maestros que no reporta estas situaciones y que adicionalmente migran a otros planteles educativos ya sea en Bogotá o en otras regiones, para evitar dichas intimidaciones.

Tomado de RCN Radio –

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply