Ordenan la suspensión del proyecto vial “Variante Lorica” por amenaza de afectación ambiental.

La polémica por la construcción de la variante ruta al mar, que conecta a Antioquia con la costa Caribe y que va desde Caucasia hasta Cruz del Viso, atravesando la Ciénaga Grande de Lorica, tiene un nuevo capítulo, la orden de suspensión de la variante que se proyecta sobre este municipio del Bajo Sinú.

Al fallar una acción popular, la Sala Tercera de Decisión del Tribunal Administrativo de Córdoba, ordenó la suspensión de la ejecución de obras del proyecto vial “Vaiante Lorica”, sobre los tramos que afecten o comprendan el área del complejo cenagoso del Bajo Sinú.

Con ponencia de la magistrada Diva Cabrales, el Tribunal decretó la medida cautelar instaurada por el abogado Manuel Salvador Nule Renhals, que solicitó la suspensión provisional del auto 2967 del 10 de julio de 2015 expedido por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, en razón de prevenir el daño grave e inminente con la construcción de la obra “Variante Lorica” en el complejo cenagoso.

El Tribunal, no solo le concede la razón a Nule Renhals, sino a los alcaldes de la zona impactada y la misma Corporación Ambiental Valles del Sinú y del San Jorge, que en repetidas oportunidades han manifestado su desacuerdo por la forma como la mega obra vial interviene esa área protegida del municipio de Lorica.

Mientras el gerente de la concesión Ruta al Mar, Gustavo Gómez González, señala que el diseño presentado a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, para los 2.7 kilómetros, se hizo luego de un estudio con expertos en la materia que conceptuaron que el impacto ambiental es mínimo, el accionante, los alcaldes de la región, la autoridad ambiental de Córdoba y cabildos indígenas, insisten en que no permitirán un desastre ecológico.

Para evitar la agresión o daño inminente al complejo cenagoso con la construcción de la obra el accionante, pide que se considere opciones como un viaducto, así como se hizo en Cartagena con la Ciénaga De La Virgen.

¿Córdoba no merece que le hagan una obra de esa magnitud?, ¿por qué la autoridad ambiental de Colombia, como la ANLA, a sabiendas de la afectación del DMI, avala diseños como estos?, son entre otros los cuestionamientos de los querellantes que defienden el territorio ambiental.

Con esta decisión cesan toda obra material o actividad de campo en desarrollo de la construcción del anillo vial de Lorica, hasta tanto no haya un nuevo diseño que cumplan con garantice la protección del complejo cenagoso.

Desde el año anterior, la concesión Ruta Al Mar descartó la posibilidad de construir un viaducto como el de la Ciénaga de la Virgen, en Bolívar, indicando que son escenarios distintos porque en ese caso se atravesaba por la mitad del complejo, pero que en el caso de Lorica solo intervendrán la orilla de la misma.

Por su parte, el director de la Corporación de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, José Fernando Tirado, dijo que la obra de interconexión vial generaría un impacto ambiental negativo en la zona y que el Gobierno nacional debe propender por los intereses ambientales de la región y no por los intereses económicos de la concesión.

Insistió en que la alternativa más viable sería la construcción de un viaducto, pero que la concesión lo descarta de plano porque implicaría mayores costos y que por ello insisten en una obra arcaica en comparación con los avances de ingeniería que existen en la actualidad.

Entretanto, Carlos Castaño Uribe, exviceministro de Ambiente  dijo que el complejo cenagoso de Lorica no resiste una intervención o alteración porque es un ecosistema fragil y que los dos kilómetros que piensa intervenir la concesión son los que están muy cerca del casco urbano de Lorica y en ese punto se encuentra toda la red hídrica, se embotella y tiene una condición especial para la estructura ecológica de población lacustre y cenagosa.

La vía nacional que se está construyendo para unir a los departamentos de Antioquia, Córdoba, Sucre y Bolívar, a su paso por Lorica, destruiría el complejo cenagoso del municipio y su trazado vulneraría el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Ese hecho motivó la acción popular.

La alcaldesa del municipio de Lorica, Nancy Sofía Jattin Martínez, reconoció la importancia que tiene para el desarrollo de la región la construcción de una variante, pero señaló que la decisión adoptada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), mediante Auto 2697 de 2015, es irregular y atenta de manera grave e irreversible contra el ecosistema del humedal.

Jattin reiteró que hay tratados internacionales firmados por Colombia para la protección de los humedales y que por ello hace la advertencia de lo que podría ocurrir en la localidad, pues hubo una primera decisión de la Anla, la cual cuenta con su respaldo,  mediante Auto 1935 de 2015, que disponía la construcción de la variante por la margen izquierda, contemplando dos puentes sobre el río Sinú, por ser la de menor impacto ambiental y la de mayor desarrollo socioeconómico para la región.

 

Compartir

Google+ Pinterest