Personas que ganan mínimo $95 millones mensuales tributarían más

Se trata de entre 12.000 y 12.500 colombianos cuyo salario de cada año es de unos $1.118 millones.

El mayor pago de impuesto de renta de las personas naturales más adineradas del país sería una de las piedras angulares de la ley de financiamiento que está preparando el Gobierno de Iván Duque.

De hecho, el jefe de Estado aseguró hace unos días que en cálculos preliminares “hemos detectado que hay cerca de 10.000 personas naturales en Colombia que no están tributando lo que deberían (…). Vamos a pedirles que paguen un poco más. Con esa medida podríamos lograr $3 billones de ingreso para bajar la carga a micros, pequeñas y medianas empresas”, indicó en su más reciente taller Construyendo País.

Dichas cuentas, no obstante, no cuadrarían si se toma como base de ingresos de cada persona los $50 millones mensuales, ya que, si se considera esta, cada uno de los contribuyentes tendría que pagar $25 millones, es decir, la mitad de todo su salario.

Como lo anterior no es una situación que se vaya a dar en Colombia, desde el Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana indican que las cuentas hechas por el Ministerio de Hacienda y Presidencia sí cuadran, pero el piso de ingresos no sería de $50 millones, sino que se iría entre $93 millones y $100 millones.

Luis Carlos Reyes, director y cofundador del Observatorio, aseguró que con las cuentas públicas más actualizadas que existen, que son del 2010, los 11.242 colombianos de ingresos más altos ganaban, en ese entonces, $819 millones al año, es decir, unos $70 millones mensuales.

“En un cálculo hecho por el Observatorio Fiscal, que consiste en simplemente hacer los ajustes inflacionarios, encontramos que esos ingresos anuales habrían sido el año pasado de $93 millones, lo que nos da a entender que estas personas aumentaron sus ganancias anuales hasta los $1.118 millones”.

(Lea: ¿Cómo hago mi declaración de renta?)

A pesar de sus altos ingresos, según Reyes, estas personas pagan muchos menos impuestos que un asalariado, si se comparan las tasas efectivas de tributación de ambos grupos, en proporción de sus ingresos.

En este orden de ideas, el director del Observatorio aseguró que “si se les grava por cada peso adicional a cierto monto, se les causaría un impuesto de aproximadamente el 33% de sus ingresos, de modo tal que sí daría las cuentas”.

Sin embargo, el engranaje tributario tendría que ir más allá: “Se necesitan quitar muchos beneficios a las rentas no laborales y de dividendos, y ahí la cosa es compleja, porque estas cuentan hoy con muchas exenciones. Y aunque depende en gran medida de cada individuo, en el sistema existen diferentes formas contables de que personas de muy altos ingresos reduzcan su base gravable, con lo cual su tasa efectiva de tributación termina siendo mucho más bajo que los asalariados”, resaltó.

Estos cambios se incluirían en uno de los pilares de la ley de financiamiento que está trabajando para presentar el Minhacienda, y que podrían incluir, además, la venta de algunos activos ineficientes para la Nación, la reducción del gasto público y la eventual eliminación de exenciones y exclusiones del IVA, aunque su tarifa general podría reducirse, por ejemplo, otra vez al 16%.

Compartir

Google+ Pinterest