Por qué no está preso el expresidente de la Corte Suprema de Justicia Camilo Tarquino

Por: Toño Sánchez Jr.

La condena de 48 meses de cárcel en Estados Unidos al exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno debe tener muy preocupados a varios personajes del poder central bogotano. ¿La razón? Que ya se pueden hacer públicos los audios, que perversamente desde Bogotá se han fragmentado para que no se conozca la participación de poderosos del centralismo.

Como por ejemplo, la grabación en la que participan Gustavo Moreno, Leonardo Pinilla y Alejandro Lyons, transcrita en el Informe No 11-198540 que dice:

Gustavo Moreno: Vamos andando. [Esto indica que al parecer van en un carro].

Leonardo Pinilla: Vamos.

Gustavo Moreno: Tú tienes amigos del Fiscal que no te quieren. Tienes que arreglar esos problemas.

Alejandro Lyons Muskus: Pero ¿quiénes?

Gustavo Moreno: Camilo Tarquino. Camilo se habla con el Fiscal [Néstor Humberto Martínez Neira]. Camilo ha tocado recibirlo varias veces en el despacho del Fiscal. Yo no sé qué problemas tuviste con él.

Alejandro Lyons Muskus: No, Tavo. Una vez hablé yo con ese man para ver si me ayudaban en mis vainas. Me pidieron 20 mil millones de barras [Pesos] por resolverme un problema. Ajá, yo no tengo pa’ pagá eso, Tavo. Y la gente se molesta, ¿y cómo hago yo? ¿Si me entiende?

Gustavo Moreno: Bueno, pero arregla eso.

Alejandro Lyons Muskus: Ajá, pero y ¿cómo lo arregla eso uno?

Gustavo Moreno: No, no, no, pues, no sé pero…

Alejandro Lyons Muskus: (…) el man [Camilo Tarquino] un señor muy respetuoso (…) pero te voy a contá la historia real. A mí me lo presenta el, Muriel Benito Rebollo… me dice: <<yo tengo un amigo que se llama Camilo Tarquino>>. Vive ahí en Usaquén, arriba, arriba, en una… eso es como un edificio, pero es como una casa ahí, son como apartamento, un apartamento grande. Me dijo [Tarquino] <<Yo acabo de salir de la Sala Laboral>>. Me reuní con el hombre, mire esta es mi situación, yo me enteré que usted es amigo pues del Fiscal y que conoce el tipo que lleva mi proceso, que es Julio César [Martínez] y esa gente. Hombe, esta situación real de esto, ya. Yo le digo ¿qué necesita? Yo le doy 30 barra (30 millones de pesos), o sea, para que el tipo hiciera sus almuerzos, sus cosa, ya, se los mandé con esa señora, ¿si me entiende?

Gustavo Moreno: Si.

Alejandro Lyons Muskus: El amigo de él era Muriel Benito, yo se lo mando…

Leonardo Pinilla (el chofer): ¿Dónde es?

Gustavo Moreno: No, dale derecho.

Alejandro Lyons Muskus: Yo se lo mando con ella. El tipo [Camilo Tarquino, expresidente de la Corte Suprema de Justicia] me dice: <<Ombe, pidieron 20 mil barras (20 mil millones de pesos)>>. Después de ires y venires, yo fui cinco veces a su casa [A la de Camilo Tarquino], ya, me dice: <<nos cobraron 20 mil barra>>. Y yo ombe… porque no dejan eso… yo no tengo la posibilidá… ¿quién va a pagá eso? Eso es una locura. Ya, yo le dije, mire, yo le dije, sabes, ¿qué le dije Tavo? Si yo los tuviera, tampoco se los doy. Ya pa’ qué decirte, mejor me mamo el cañazo (Risas). Ajá, uno hace un esfuerzo, y eso, pero son unas cifras descomunales. Ombe, yo le dije, ombe doctor, yo no puedo pagá.

Leonardo Pinilla: (Inintelegible)… esa vaina…

Gustavo Moreno: No Leo…

Alejandro Lyons Muskus: Hijueputa a mí me joden. Yo no puedo pagá.

—//—

Hasta aquí esta transcripción que hizo la Fiscalía de Colombia a esta grabación que le mandó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en la investigación que se le sigue a el ex Fiscal Anticorrupción de Colombia, Gustavo Moreno y a su cómplice, el abogado Leonardo Pinilla. Personajes que recibieron 10 mil dólares en el Dolphin Mall de Miami.

El día miércoles 2 de enero de 2019, en horas de la tarde, la jueza federal de distrito, en Miami, Ursula Ungaro, condenó a 48 meses de cárcel a Gustavo Moreno y a 24 a Leonardo Pinilla. Lo que permitió que se levantara la reserva que existe sobre los audios obtenidos por las autoridades norteamericanas, pero que en Colombia se han filtrado parcial y selectivamente.

Audios de los que se conocían apartes desde marzo de 2018, pero que están en su totalidad en Bogotá, pero sorprende que la Fiscalía colombiana se haya abstenido de mandar todo el material que incrimina al expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Camilo Tarquino, a su juez natural para que lo investigue.

Todo indica, según se puede inferir de las grabaciones, que Camilo Tarquino estaba necesitado de un billete, y vio en Alejandro Lyons una suculenta carnada para rebuscarse. Razón por la cual iba al despacho del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, a ‘pedalear’ o a ‘negociar’, esto está por establecerse, en el caso de Alejandro Lyons Muskus.

En la grabación está transcrito textualmente que Camilo Tarquino le dice a Lyóns “pidieron 20 mil”. Y lo claro es que son 20 mil millones de pesos. Que Lyons en su narración lleva la cifra al hablar costeño, es otra cosa.

Pregunto: ¿Quién pidió los 20 mil millones a Camilo Tarquino? ¿Alguien de la Fiscalía?

Otro punto, Camilo Tarquino, expresidente de la Corte Suprema de Justicia, sabe de donde proviene el dinero de Alejandro Lyons y le recibe 30 millones de pesos para organizar unos almuerzos. ¿Almuerzos para qué?

No joda, y dónde almorzaba ese Tarquino que un almuerzo cuesta 30 mil millones de barrras.  

La pregunta es: ¿Tenía Alejandro Lyons Muskus garantías en Colombia para irse a juicio, cuando un expresidente de la Corte Suprema de Justicia hablaba con el Fiscal General para cazarlo, pero a la vez, se reunía clandestinamente con Lyons Muskus para pedirle “20 mil barras”? Hecha la conversión equivalen a 20 mil millones de pesos colombianos.

Pregunto: Si hubiese sido un cordobés el que apareciera pidiendo esta suma ¿qué hubiese pasado? ¿Qué hubiese hecho la nueva instancia judicial mediática de Bogotá? En especial, la radial.

Como repugna conocer que un ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, como cualquier rata de alcantarilla, está pidiendo una coima, soborno o extorsión de 20 mil millones de pesos. Y 30 millones de barras más para un almuerzo. ¡Y estos últimos se los mandaron!

Al exmagistrado Francisco Ricaurte salieron corriendo a capturarlo (A lo mejor por ser de la Región Caribe), pero a Camilo Tarquino lo protegen. ¿Por qué? ¿Quién? 

¿Será por eso que a Gustavo Moreno el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, no le concedió el Principio de Oportunidad para cuando se desempeñó como Fiscal Anticorrupción? Es un mero interrogante desde la provincia, más no una sindicación. Y hago esta salvedad porque esa gente es tenebrosa. Lyons, Besaile, Bernardo Elías, estos no son ni peligrosos ni tenebrosos, aquellos sí son estas dos cosas y hasta más. Además que se saben tapar con largas cobijas bogotanas.

Permítanme esta hipótesis.

Miren esto. A Gustavo Moreno la Fiscalía General solo lo investigó por los delitos que cometió como litigante. Pero NUNCA como Fiscal Anticorrupción!!!

¿Por qué no le brindaron un Principio de Oportunidad para los delitos que cometió como Fiscal Anticorrupción? Si de verdad querían llegar hasta el fondo del estiércol de la Corte Suprema de Justicia, ¿por qué no brindarle los beneficios de un Principio de Oportunidad para que colaborara y se supiera todo?

¿Saben la razón?

Porque con el beneficio del Principio de Oportunidad tendría que haber contado todo los torcidos que hizo como Fiscal Anticorrupción. Porque a él lo cogen por el delito con Alejandro Lyons Muskus, pero ese no fue el único. Como Fiscal Anticorrupción tuvieron que existir más casos, si estaban montados en la mina de oro y diamantes. Está documentado que esto fue una verdadera ‘EMPRESA CRIMINAL CORRUPTA’, orquestada desde Bogotá y el Poder Judicial. (Quiero reconocer que en este Poder debe haber sus excepciones).

Con un eventual Principio de Oportunidad a Gustavo Moreno se hubiese podido esclarecer toda la ‘línea de mando’ del carrusel de corrupción entre algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Fiscalía General y servidores públicos investigados por corrupción. 

Entonces qué hicieron. Cogieron a los amigos de la prensa que tienen y les vendieron el discurso de que un Principio de Oportunidad era como un  mensaje de impunidad a la sociedad, que ya está cansada de tanta corrupción, que la Fiscalía tenía todos los elementos materiales probatorios para condenarlo. Y la llamada sociedad, para ellos, se tragó la carnada, el anzuelo y la vara de pescar.

Entonces decidieron investigar a Gustavo Moreno por los delitos que cometió, SOLO, como abogado litigante. Más pendejo Gustavo Moreno que salga a ahora a decir lo que hizo como Fiscal Anticorrupción, para tirarse encima un delito por el cual no lo acusan. Y la Fiscalía no va a ir más allá. Prueba de ello es que a Camilo Tarquino hasta lo protegen.

Dicen los jurisconsultos que cuando se dan este tipo de situaciones, el funcionario implicado tiene que declararse impedido. Entonces, ¿por qué el Fiscal Néstor Humberto Martínez no se declaró impedido por su amistad con Camilo Tarquino y por todos los hechos conocidos en estas grabaciones y de las cuales él tenía conocimiento? Pero esta pregunta nadie en Bogotá se atreve hacerla.

Para mí, léase bien, para mí, esto fue toda una estrategia corrupta para taparse y protegerse los asolapados cachacos del Poder Judicial y Político central.

***

Pero sigamos con la Transcripción de las grabaciones que tiene como Número de Informe: 11-198540.

En medio de la conversación sobre Camilo Tarquino y de cómo la Fiscalía arreglaba con Jesús Eugenio Henao Sarmiento (Más abajo) saltó esta revelación que ha sido mantenida en el más estricto secreto, pero que con la liberación de la reserva de los audios ya es de conocimiento, pero que es ignorada por las autoridades y medios capitalinos.

Gustavo Moreno: Si tú miras como…

Alejandro Lyons Muskus: Ajá, ¿y con quién lo arreglé?

Gustavo Moreno: Te digo, todo eso te sirve, si me voy acordando, porque eso…

Alejandro Lyons Muskus: Sí, sí…

Gustavo Moreno: Es una afirmación grave…

Alejandro Lyons Muskus: Sí, sí.

Leonardo Pinilla: Que te contaron que él estaba arreglando aquí esa situación con…

Gustavo Moreno: Con el FBI.

Alejandro Lyons Muskus: Y eso ¿quién te lo dijo? ¿También ese hijueputa?

Gustavo Moreno: Eso me lo dijo alguien del Gobierno. 

Alejandro Lyons Muskus: Ahhh…

Leonardo Pinilla: Pero que fue muy cercano a ti.

Alejandro Lyons Muskus: ¿Quién?

Gustavo Moreno: No, no, no metas nombres, Leo, porque eso en algún momento sale a flote y en esa conversación solo estaba yo, un tema de Alto Gobierno, o sea, yo te cuento.

Leonardo Pinilla: Sí, pero… (Inintelegible).

Gustavo Moreno: Y tú no me puedes visibilizar a mí porque…

Alejandro Lyons: No, no, no…

Gustavo Moreno: Ellos fueron amigos tuyos.

Alejandro Lyons Muskus: No, no, no. Pa’ uno sabé a vé. O sea, eso de pronto lo dicen pa’ perjudicarlo a uno. ¿Ya me entiende? Cada vez que sacan las maricá esa.

—//—

Hasta aquí esta otra transcripción.

Unas precisiones antes de seguir. Esta grabación se hizo cuando el Presidente de Colombia era Juan Manuel Santos Calderón; el Vicepresidente, Germán Vargas Lleras; el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira; y el Fiscal Anticorrupción era Gustavo Moreno.

Se infiere por la grabación que Alejandro Lyons todavía no está en Estados Unidos. Y que fue hecha en un carro, en donde el que manejaba era Leonardo Pinilla. 

Aquí saltan dos terribles interrogantes: 

El primero, cuál fue ese funcionario del Alto Gobierno que sopló que Alejandro Lyons estaba negociando con los Estados Unidos.

Y el segundo, cómo es posible que en el Alto Gobierno supieran de esta negociación, si esta fue coordinada exclusivamente por el Fiscal Néstor Humberto Martínez y el Gobierno Norteamericano.

***

Terminemos con esta otra parte de la transcripción de las grabaciones de la Fiscalía General de la Nación con el Número de Informe 11-198540:

Gustavo Moreno: A ver Alejandro una cosa importante. Dentro del marco de la colaboración, esta gente dice que tú arreglaste el proceso en la Corte por 16 mil millones de pesos. Que te reuniste en Italia con el Fiscal Delegado ante la Corte [Julio César Martínez], que tenía tu proceso.

Alejandro Lyons Muskus: Eso es paja, eso lo pueden verificar fácilmente.

—//—

Esto que está aquí fue lo que exactamente dijo en su momento Jesús Eugenio Henao Sarmiento, información que sirvió para proponerle un Principio de Oportunidad en donde la mayor beneficiaria es su esposa, Mary Luz Ramírez Hoyos. La persona que cobró todos los cheques y que es prófuga de la justicia, pero que la Fiscalía no la busca.

Esta declaración de Henao llegó, coincidencialmente, a los medios que Gustavo Moreno utilizaba, y se servían mutuamente.

Con todo este lodazal de corrupción, todo parece indicar que Gustavo Moreno negoció con Jesús Henao un Principio de Oportunidad para que jodiera a Lyons, para luego Moreno llegarle a Alejandro Lyons y ablandarlo con esta ‘revelación’ de Henao. 

Prueba de ello es que en la Audiencia a la mujer de Henao, Mary Luz Ramírez Hoyos, la Fiscalía le imputa cargos, pero inexplicablemente no pide medida de aseguramiento, muy a pesar de estar demostrado que ella fue quien cobró todos los cheques y que hacía parte de todo eso corrupto organigrama que se asaltó las regalías de Ciencia y Tecnología en Córdoba.

No hay duda que Ramírez Hoyos tenía un rol activo en esta empresa corrupta. ¿Pero por qué el beneficio? Si Henao no colaboró con nada. Ya que ese cuento de los 16 mil millones de pesos se puede demostrar que es falso con solo una visita a la oficina de Migración Colombia.

¿Será que ese fue el pago a Henao para que no dijera como negocio con Gustavo Moreno? Estas no son conjeturas ni interrogantes infundados.

Con este gran caso de corrupción en Córdoba de las regalías lo que se está es ocultando, a mi parecer, es la gran empresa criminal que funcionó desde el Poder Judicial, que vivía de los grandes casos de corrupción en la provincia, para luego ellos quedarse con una parte por medio del tráfico de influencias. Pero este último delito no existe en Bogotá, para los del Poder Central y los del Poder Judicial.  

Y en todo este tema me queda una pregunta: ¿Entonces de Colciencias nadie va a responder? Si allí se aprobó todo para estos proyectos.

Para terminar, este Gobierno Duque dijo que él iba a ser el adalid de la anticorrupción, ese fue su discurso de hace unos meses. Por qué no exige que se conozcan todas las grabaciones que fueron hechas en Bogotá y Estados Unidos, y que ya no gozan de reserva. Para saber quiénes son esos ‘prohombres’ de Bogotá que hacen parte de esta monstruosa corrupción.

Compartir

Compartir

Google+ Pinterest