Qué Córdoba queremos construir a partir de 2018

Por: Toño Sánchez Jr.

Te deseo un Nuevo Año 2018 lleno de sueños, esperanza, alegría, salud, tolerancia y bendiciones. No dejes pasar un solo día sin agradecer a Dios por todo, por lo bueno y lo malo. Si no tienes a nadie o nada que agradecer, no hay problema, en eso consiste la tolerancia, en respetar y aceptar a los demás como son.

No hay nada demostrado científicamente que establezca que el primero de enero, o los lunes, o los primeros de cada mes, son las fechas indicadas o iluminadas para empezar con algo nuevo o con un cambio. Pero coincidencialmente el año 2018 inicia con elecciones a Congreso y a Presidencia, eventos estos que nos obligan a revaluar nuestro pasado político, y hacer un pare, para reflexionar sobre la Córdoba que queremos dejarle a nuestros hijos y nietos. Es también una oportunidad para aprender a valorar la política, esta no es la mala, los perversos son la mayoría de políticos que la han ejercido mal y con maldad.

Tenemos la obligación de interesarnos en lo que es la política, definida como “el arte de servir”, entre las tantas descripciones que dan de ella desde la antigüedad. No es odiando y despreciando a la política y a los políticos como vamos a cambiar todo. Nos guste o no estamos en un sistema democrático que se rige con una carta que se llama Constitución POLÍTICA de Colombia (Las mayúsculas son mías). Allí se establecen reglas claras para vivir en sociedad. Que muchas de estas normas son pisoteadas, es muy cierto, pero hemos sido nosotros quienes lo han permitido.

Hemos aceptado que la política es para enriquecerse y favorecerse unos cuantos. Condenamos todo, solo cuando quien está en el poder no nos beneficia. Y desacreditamos a todo aquel que cuestiona de manera independiente al poder.

No es con insultos a los políticos ni a punta de trinos ofensivos en Twitter y en Facebook que vamos a cambiar todo. Es exigiendo a los congresistas por los cuales van a votar para que le presenten propuestas serias para el desarrollo de Córdoba y los cordobeses.

No es dejándonos agendar de ellos en los temas de interés. Es nosotros como ciudadanos agendarlos a ellos con nuestras ideas de lo que se debe hacer por Córdoba. Es aquí donde la academia, los gremios, la llamada sociedad civil y las comunidades unidas pueden hacer valer su voz.

No faltará quien diga que esto es “utopía”, “ciencia ficción”. Ese es el problema de los borregos, que les gusta ir mansitos en el rebaño. Para ser llevados más tarde al degolladero.

Quién ha dicho que exigirle a un congresista propuestas de desarrollo es ser enemigo de ellos o motivo para ser insultado. Ellos quieren nuestros votos, y se los damos como borregos, pero nos abstenemos de exigirles resultados. Los elegimos, no les pedimos cuentas, pero pasamos cuatros años criticando lo mismo y votando nuevamente por los mismos.

Yo en especial no veo nada malo votar por los mismos, siempre y cuando den resultados, que se reflejen en el desarrollo de Córdoba en todos sus aspectos sociales y de infraestructura.

Lo que hacemos en Córdoba es convertir las elecciones en una ofensiva competencia, en donde lo único que importa es que, por el que yo voté, gane. Y ya. No les importa más nada. Si sirve o roba no les interesa, porque son tan imbéciles que salen a decir “es que yo no voté por ese…”. Y esa es la mayor imbecilidad que uno mismo puede cometer, engañarse a uno mismo. (Una de las definiciones de imbécil que trae el diccionario es: “[persona] Que es poco inteligente o se comporta con poca inteligencia”). Y no hay duda de todos muchas veces, incluido quien escribe, hemos entrado en esa definición.

Y otro mal de Córdoba es que critican a los políticos, pero no hay más pueblo politiquero que Córdoba. Aquí hasta padres e hijos, hermanos, vecinos, esposos y amigos acaban sus relaciones por política y hasta por un político que jamás en su vida les ha dado la mano. Aquí no hay un debate de propuestas y de futuro, lo que hay es una imposición, en donde los ciudadanos cumplen un papel determinante, en el sentido de no querer escuchar ideas sino ‘que el mío tiene que ganar a como dé lugar o cueste lo que cueste’.

Aquí viven criticando a los políticos pero salen a venderle el voto. Se dejan ‘enchiquerar’, como los puercos, para que el político vea la ‘mercancía’ y pague el encierre. En este punto sí que tienen que ver los tales llamados ‘líderes’ de barrios y pueblos. Que hoy hasta se alquilan con ‘opción de compra’. Esto es, que trabajaron siempre con un político, pero se le insinúan a otros que paguen más. Hay unos que cobran por la ‘transferencia’. Todo esto pasa en nuestras narices y no decimos nada, solo salimos después hablar pestes. ¿Pero quiénes los eligieron? NOSOTROS!!!

Como yo sé cómo se manejan estas campañas políticas, quiero dejar como constancia estas preguntas a todos los aspirantes a Senado y Cámara que aspiran desde Córdoba a estas corporaciones PÚBLICAS. Usted podrá agregar las que considere, pero con respeto.

No faltará quien diga que esto es un interrogatorio. ¡Pero no lo es! El problema es que aquí los políticos prohíben a los periodistas que le hagan estas preguntas. Por la razón que sea. Los aspirantes tienen que tener en claro, que van a ser servidores PÚBLICOS, por tal razón estas preguntas son de interés PÚBLICO. La cuestión es que hay que responderlas antes de las elecciones. Los que quieran responderlas, por supuesto. Faltarán muchos interrogantes, algunos saltan con las respuestas que den, pero estos haría inicialmente, con todo RESPETO.

1. ¿Por qué desea usted aspirar al Senado de la República o Cámara de Representantes?

2. ¿Quién es usted? ¿Dónde nació? ¿Dónde se crió? ¿Dónde estudio primaria, bachillerato, universidad? ¿Cuál es su profesión? ¿Es casado? ¿Qué hace su esposa? ¿Tiene hijos? ¿Quiénes son sus padres? ¿Qué hacen? ¿Lo apoyan a que sea político?

3. ¿Dónde ha trabajado y cuál han sido sus cargos?

4. ¿Qué ha hecho usted por Córdoba y los cordobeses?

5. ¿Ha realizado usted alguna labor social por los demás antes de meterse a la política?

6. ¿Tiene usted patrimonio?

7. ¿Es posible conocerlo? No está usted obligado a responder esto.

8. ¿Declara usted renta?

9. ¿Está dispuesto (o dispuesta) a mostrarla a los cordobeses al momento de ser elegido (o elegida)?

10. ¿Ha trabajado usted en alguna fundación sin ánimo de lucro?

11. ¿Ha tenido usted alguna fundación o familiares suyos, por consanguinidad, afinidad o civi?

12. ¿Ha sido usted Representante Legal de alguna fundación? (De ser afirmativa la respuesta ¿a qué se dedica o dedicaba?).

13. ¿Tiene usted vínculos con la salud o algunos de sus familiares, en el grado primero, segundo, tercero y cuarto de consanguinidad, lo tiene?

14. ¿Ha sido usted contratista de la Gobernación de Córdoba o de algunos municipios?

15. ¿Cómo financia su campaña?

16. ¿Cuál es su tope para gastos de publicidad?

17. ¿Quiénes son sus aportantes?

18. ¿Cuál es su posición con respeto a los Hospitales Públicos de Córdoba que hoy se llaman E.S.E.?

19. ¿Qué hacer? ¿deben liquidarse y crear unos nuevos entes?

20. ¿Qué haría usted por los hospitales de Córdoba?

21. ¿Se enfrentaría usted a la Superintendencia de Salud por sacar adelante los hospitales de Córdoba?

22. ¿Cuál es su posición con respeto a la ola de violencia y extorsión que viven muchos cordobeses en el campo a causa de las bandas al margen de la ley?

23. Hay zonas de Córdoba vedadas para las autoridades. Hay una extorsión campante. ¿Qué hacer?

24. ¿Cuál es su posición frente al fenómeno del narcotráfico en Córdoba?

25. Córdoba tiene aproximadamente 127 kilómetros de costas frente al mar Caribe, pero son usadas para el narcotráfico. ¿Cómo redimir a esa región?

26. Se comprometería usted a buscar, con todos sus compañeros congresistas, a que la Zona Costanera de Córdoba se convierta en un Distrito Turístico, Cultural, Etnográfico y Portuario?

27. A Córdoba solo le dan ‘mochos’ de doble calzadas y no está interconectada. ¿Qué haría por la infraestructura vial de Córdoba?

28. ¿Qué hacer para atacar la pobreza en Córdoba?

29. ¿Está dispuesto a trabajar para que la Universidad de Córdoba aumente en 8 mil cupos más su infraestructura, académica y física, para nuevos estudiantes? ¿Qué haría?

30. ¿Cuál sería su proyecto para aumentar la construcción de escenarios deportivos para Córdoba?

31. Nuestra juventud está siendo avasallada por las drogas. ¿Qué propone para combatir este mal?

32. ¿Está dispuesto a realizar debates de control político? ¿Cuál se le gustaría hacer?

33. ¿Qué opinión le merece eso de la compra de votos?

34. ¿Por qué es tan costoso hacer política en Córdoba?

35. ¿Cómo se puede combatir ese flagelo?

36. ¿Su opinión sobre la corrupción en Córdoba?

37. Usted viene de un movimiento político en donde sus jefes están detenidos por presuntos hechos de corrupción. ¿Qué decir al respecto?

38. ¿Cómo creer que usted no terminará igual?

39. ¿Defendería a los cordobeses ante el Congreso cuando sean estigmatizados desde Bogotá?

40. ¿A qué se compromete por Córdoba y los cordobeses?

Compartir

Compartir

Google+ Pinterest