Serán ‘remendados’ los aparatos viejos dañados y que obligaron la suspensión de cirugías en el hospital de Montería.

La gerente del hospital San Jerónimo de Montería, Isaura Hernández, reconoció que las cirugías fueron suspendidas porque los aparatos indispensables para adelantar los procedimientos se dañaron por su obsolescencia.

Cuando los médicos especialistas esperaban, luego de notificar formalmente de los daños, que se compraran nuevos aparatos, la gerente del centro asistencial dijo que serán reparados con la compra de repuestos que adquirirán en la ciudad de Medellín para habilitar máquinas de anestesia y monitores que dejaron de funcionar.

“Lastimosamente en el hospital contamos con unos equipos que aún no han podido ser cambiados por obsolescencia como son las máquinas de anestesia. Tuvimos un daño en las pantallas de las máquinas que se encuentran en reparación y dichos repuestos no los venden en Montería sino en Medellín donde los vamos a adquirir”, expresó la gerente del ESE.

Isaura Hernández, dijo que mientras se ‘remiendan’ los viejos equipos de anestesia, un almacén que vende esos aparatos prestará una de las máquinas para reactivar a medias las cirugías en el hospital de Montería.

Admitió que deben actualizar los equipos, pero que mientras los incluyen en la bolsa de compras del plan bienal del Ministerio de la Salud, deberán ser ‘remendados’.

Foto: LaRazón – 

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply