Un repaso a la reciente historia política de Córdoba ( II )

Por: Toño Sánchez Jr.

Habíamos escrito la primera parte de esta columna hace varias semanas. Aquí está la segunda parte sobre el tema.

Para el año 2007 el panorama político de Córdoba era difícil, estaba el tema de la llamada ‘parapolítica’ en plena efervescencia. Varios políticos habían sido detenidos y trasladados a ‘La Picota’ en Bogotá. Uno de ellos era el senador del Partido Liberal, Juan Manuel López Cabrales.

No fue un secreto, a este congresista lo persiguieron con saña, para quitarle todo su poder político. Muchos miembros, de lo que se conoce como sociedad civil, se unieron y aliaron con los paramilitares para perseguirlo. Al punto que en un momento determinado dieron la orden de asesinarlo. La intervención oportuna de algunos ciudadanos, ante Carlos Castaño Gil, evitó este crimen. Del cual todavía no se ha escrito nada.

Muchas de estas personas que fueron a azuzar a los paramilitares en contra de Juan Manuel López Cabrales no lo hacían por ninguna actitud altruista o porque querían un cambio para Córdoba; lo hicieron para que se les entregara a ellos el ‘botín burocrático’. Era el típico ‘quítate tú, pa’ ponerme yo’, sin importarles la cuota de sangre que se fuera a derramar. Esto deja ver claramente la clase de gente que era esa, en aquellos tiempos -O todavía-. Hoy es común ver a muchas de esas personas pontificando y señalando a otros de corrupción. Pero sigamos.

Con Juan Manuel López fuera de circulación. Todos vieron como la oportunidad de oro para arrebatarle la Gobernación, que su grupo político venía ganándosela desde 1997. Deciden que para las elecciones de octubre de 2007 su candidata fuera Marta Sáenz Correa, que se enfrentó a Margarita Andrade García.

Jaime Torralvo Suárez era el gobernador saliente. Recordemos que fue el hombre que democratizó el robo en Córdoba y quien le enseñó a los cordobeses a como era que se sacaba el conejo del sombrero en términos del robo a lo público.

Contra todo pronóstico Marta Sáenz ganó y se le vino encima una trinca orquestada por los perdedores y por un grupo de periodistas. Fue tal el ataque que esto me llevó a sacar un programa radial para darle la oportunidad a la gobernadora electa a que se defendiera. Esto en vez de ser visto como una manera de equilibrio informativo fue la puerta de entrada a una serie de ataques personales en mi contra, por no hacer parte de la orilla que buscaba que Sáenz Correa fuera sacada de la gobernación.

Recuerdo que en la Notaría de Durango Char, que quedaba detrás de la Gobernación, se reunían todos los jueves allí los viudos del poder. Ese día coincidía con la Sala que hacían en el Consejo de Estado en Bogotá todos los jueves y en donde se tomaban trascendentales decisiones, como por ejemplo, podría ser la de sacar a Marta Sáenz.

Cuentan testigos de aquellos aquelarres de los jueves en la Notaría de Durango Char, que al escritorio de este le hicieron un cipote de hueco en un extremo, de tanto golpearlo con el dedo índice, al tiempo que sentenciaban: “hoy sí se cae Marta Sáenz”. También fue famosa una frase de un magistrado del Tribunal Superior Administrativo, que conoció de varias demandas, quien gritó en una farra en Gallinazo: “Me la mamo”.

Como lo habíamos escrito, Marta Sáenz se la pasó en su período defendiéndose e impidiendo que la sacaran del cargo. Que si eso costó o no, no lo sé ni me consta, pero yo desde hace muchísimos años he aprendido que en este país, y con esos cachacos de por medio, nada es gratis, ni nada se falla en derecho.

El manejo de la salud Sáenz Correa se lo entregó totalmente a la ‘Casa López’. Su administración estuvo lejos de lo que fue la de Jaime Torralvo Suárez. Aunque el escándalo del llamado ‘Carrusel de la Educación’ hizo presencia en su mandato, muy a pesar que los pagos o reconocimientos fueron por fallos judiciales.

La ‘Casa López’ anuncia desde el 2010 que su candidato a la Gobernación será Víctor Raúl Oyola, un exitoso profesional, que por muchos años ha sido el gerente de la empresa Araújo & Segovia. Y quien venía haciendo fila desde hacía años para ser el ungido.

Por su parte, un combo, liderado por Margarita Andrade García, se da a la tarea de tratar de montar una coalición que pudiera derrotar a los López. De ella hacen parte también: Julio Manzur, Miguel Alfonso de la Espriella, Bernardo Elías Vidal, ‘Joche’ Tous, Zulema Jattin y Martín Morales.

Como podrán observar, el senador Musa Besaile no hace parte de esta naciente coalición. Él está con Juan Manuel López. Pero todos sabían que Musa era el ‘Joly’, para donde él cogiera, la balanza se inclinaría. Tenían claro que si Musa se quedaba del lado de Juancho López no se ganarían la gobernación. Por lo que Musa se convirtió en el hombre más asediado. Cielo y tierra, el oro y el moro le ofrecían, pero él seguía sin decidirse.

Todos los de la coalición buscaban desesperadamente un candidato que atrajera a Musa Besaile. En un momento dado Emilio Otero Dajud ofreció su nombre para ser el candidato.

Como Musa no se decidía, empezaron a presionarlo con la Ley de Bancadas, ya que el Partido de la U iría con candidato propio, lo que podría llevarlo a incurrir en doble militancia.

Una tarde estaba Margarita Andrade en el Parque La 93 de Bogotá reunida con otros socios políticos. Por alguna razón, el nombre de Luis Ignacio Lyons España llegó a la conversación, a lo mejor porque allí cerca funciona su oficina. Consideran su nombre como candidato, pero salta otro nombre: Alejandro Lyons Muskus, quien también tenía una oficina en el bufete de Lyons España.

Margarita dice, qué mejor candidato para Musa que su abogado suplente en su proceso de parapolítica. Y van corriendo a proponérselo a Musa Besaile, quien acepta. Y allí nace la candidatura de Lyons y la llegada de Musa a esta coalición.

Juancho López se molesta y se va lanza en ristre contra el candidato escogido. Esto obliga a una reunión, tiempo después, en Bogotá. López Cabrales está en un restaurante al norte de la Capital y allá van Roberto Tirado, Margarita Andrade y Alejandro Lyons.

Pero estos al llegar al restaurante, ya Juancho López está montándose a su carro en el parqueadero, porque tenía que salir para el aeropuerto El Dorado. Por lo que deciden montarse todos en el carro del exsenador López Cabrales.

En la silla de atrás van Margarita, Lyons y Tirado. Toma la vocería Margarita y le plantea a Juan Manuel que ellos pueden desmontar la candidatura de Alejandro, siempre y cuando lleguen a unos acuerdos políticos. Entre los que está que Lyons Muskus pase a ser el candidato a la Alcaldía de Montería y que él [López Cabrales] lo respalde; de igual manera ellos pasarían a poyar a su candidato a la Gobernación, en este caso Víctor Raúl.

Juan Manuel López manifiesta que él no puede hacerle ‘conejo’ al candidato a la Alcaldía de Montería con quien ya tiene compromisos políticos y que ya viene respaldando públicamente. Es en este momento en que el exsenador se va con todo contra Alejandro Lyons, lo humilla, y le dice hasta de qué va a morir. Lyons no responde. Pero meses después este último se cobraría todos esos insultos.

To be Continued

Compartir

Google+ Pinterest

Leave a Reply